bitcoin criptomonedas

Las criptomonedas, con bitcoin a la cabeza, son ya un fenómeno global,  ya que solo 12 de los 154 países analizados por Chainalysis presentan una puntuación próxima a 0 (casi ninguna actividad registrada).

Chainalysis es una startup dedicada a la investigación de Blockchain. Su lema no deja de ser paradójico, teniendo en cuenta la tecnología en la que está especializada: “Construyendo confianza en blockchain”. Si se tiene en cuenta que Blockchain es la tecnología que genera confianza sin necesidad de terceros, Chainalysis es una especie de tercero. Entre sus clientes, se encuentran UNODC (sección de la ONU especializada en la investigación y asesoramiento sobre blanqueo de dinero), Europol o Barclays, así como empresas del ecosistema cripto, como Gemini, Bitpay o Bitstamp.

La eficiencia del nuevo dinero que trajo Bitcoin amenaza al viejo dinero bancario

Chainalysis ha publicado su informe sobre la geografía de las criptomonedas en el mundo (The 2020 Geography of Criptocurrency Report). Analiza principalmente los patrones de adopción y uso de las criptomonedas en el mundo entre julio de 2019 y junio de 2020. Para ello y con el fin de poder establecer comparaciones entre los distintos países, utiliza su Índice Global de Adopción de Criptomonedas.

 Criptomonedas en 142 países

En los momentos en que se cumplen doce años de tiempo de existencia de Bitcoin, parece pertinente una mirada a un informe que da cuenta del reparto mundial de los espacios de Bitcoin y las principales criptomonedas que le siguieron. Por cierto, el informe destaca que la principal criptomoneda sigue siendo Bitcoin, frente a las stablecoins y las altcoins. Bitcoin protagoniza el 60,6%  de la actividad en criptomonedas en Norte América y Europa Occidental.

Las empresas cotizadas eligen bitcoin para protegerse de los bajos intereses

El Índice Global de Adopción de Criptomonedas, que es la medida estrella del informe, tiene en cuenta 154 países a partir de cuatro categorías de indicadores. En primer lugar, el valor del volumen de las criptomonedas recibidas, ponderado por la paridad del poder de compra del país (PPP: purchasing power parity). Sigue el valor de las transacciones minoristas (por debajo de los 10.000 dólares), también ponderado por el PPP; el número de depósitos en criptomonedas, ponderado por el número de usuarios de internet; y el volumen de las transacciones P2P (peer-to-peer), asimismo ponderado por el PPP. Para el último tipo de indicadores, se apoyan exclusvamente en la información ofrecida por dos plataformas, como LocalBitcoins y Paxful. A pesar de sus limitaciones metodológicas, el informe constituye una aproximación bastante transparente al mapa mundial de las criptomonedas.

Ucrania, Rusia, Venezuela y China

El ranking del Índice Global de Adopción de Criptomonedas está encabezado por Ucrania. Siguen Rusia, Venezuela y China. Se trata de países en desarrollo que, por otro lado, carecen de un sistema bancario-comercial consolidado. En otros casos, en los que se registra un amplio uso de las criptomonedas (Kenya, Nigeria, Vietnam), parece darse cuenta de la amplia proporción de ciudadanos excluidos del sistema financiero que encuentran en las criptomonedas un instrumento financiero para sus vidas cotidianas, especialmente la recepción de transferencias desde otros países, ya sea de los emigrantes, ya sea por servicios profesionales realizados. Hay que tener en cuenta el bajo coste que supone la transferencia en criptomonedas, comparado con el coste si se realiza a través de bancos.

Kenya lidera las transacciones P2P

La particularidad de los registros sobre China es que encabeza las categorías de indicadores de volumen de criptomonedas recibidas y de valor de transacciones minoristas. Dos indicadores que nos hablan del extenso e intenso uso de las criptomonedas en la vida cotidiana, del paso de moneda fiat a criptomoneda especialmente destinado al pago de bienes y servicios. Sin embargo, Venezuela destaca por ocupar el segundo lugar en las transacciones P2P. Este indicador se encuentra liderado por Kenya.

Bitcoin llega al Congreso para que los diputados experimenten con el nuevo dinero

Ante la falta de confianza en la moneda nacional, los venezolanos parecen relacionarse dinerariamente entre sí y con el resto del mundo a través de las criptomonedas. Por cierto, criptomonedas distintas al Petro, lanzado por el gobierno de Maduro en 2018. El miedo a ser controlados o que el propio gobierno estableza normas sancionadoras con carácter retroactivo, de manera que lo que ahora es legal, mañana no lo sea y, además, se sancione lo hecho anteriormente, explica el poco éxito del Petro. Por otro lado, por mucha fluctuación vinculada a las criptomonedas, estará muy lejos de la hiperinflación del Bolívar, que alcanza dígitos estratosféricos del 10.000.000%.

En cuanto al volumen relativo de los depósitos, la cabeza es para Letonia. Le siguen Estonia y Malta. Son países que muestran cierta confianza en las criptomonedas, aunque las usen poco en su vida cotidiana (pagos, transferencias).

España, puesto 37 en adopción y 29 en volumen de criptomonedas recibidas

España ocupa el lugar 37 en el Índice Global de Adopción de Criptomonedas, alcanzando el puesto 29 en el volumen de las criptomonedas recibidas. Sin embargo, ocupa el lugar 66 por el volumen de transacciones P2P. España queda lejos de países de nuestro entorno como Reino Unido (14 en el índice global), Francia (21) o Países Bajos (26). Se encuentra cerca de Alemania (34). Sin embargo, queda bastante por encima de Italia (49), Austria (54), Finlandia (56) o Grecia (57). Entre los países europeos, quedan a la cola: Islandia (120), Macedonia (102) o Hungría (87).

¿Por qué grandes como Coca-Cola, JP Morgan o Santander aman al pequeño Bitcoin?

Hay que resaltar que Estados Unidos ocupa el sexto lugar en el Índice Global. No obstante, es el primer país entre las denominadas economías desarrolladas, dejando a China en su particular margen de difícil clasificación y con una relevante actividad en el ecosistema de las criptomonedas.

Cambio en la forma de dinero

El propio informe reconoce que una parte importante de las transacciones de criptomonedas registradas tienen un fin meramente especulativo. Ahora bien, tales movimientos especulativos tienen su explicación en un horizonte de extensión de las criptomonedas como instrumento de transferencia de valor y de pago. Son movimientos que apuestan por el amplio uso de las criptomonedas en la vida cotidiana y, por lo tanto, por un cambio en la forma del dinero.

Chainanalysis se dedica especialmente a asesorar a gobiernos, instituciones y compañías sobre regulaciones y, cuando observa algo extraño a través de sus herramientas de seguimiento, alertar sobre transacciones extrañas en criptomonedas. Se trata de aquellos flujos de transacciones que se salen de unos límites establecidos a partir del uso habitual de las mismas.

 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Avatar

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. También licenciaturas en Periodismo y Derecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 17,155.50
  • ethereumEthereum (ETH) $ 518.81
  • rippleXRP (XRP) $ 0.570833
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 12.61
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 266.51
  • stellarStellar (XLM) $ 0.216757
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 69.54
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.144090
  • binancecoinBinance Coin (BNB) $ 28.56
  • eosEOS (EOS) $ 2.88
  • moneroMonero (XMR) $ 117.58
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.26
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja