Esperando a GRAM, el dinero de Telegram que nos meterá de lleno en la criptoeconomía

ActualidadUltimas noticias

Written by:

La Libra de Facebook y el GRAM de Telegram, además de poner bajo los focos de una audiencia generalista las tecnologías blockchain, han creado una gran agitación en la industria de la cadena de bloques. Algo que ha sido muy bien recibido por las compañías que han invertido fuertes sumas de dinero en el desarrollo de servicios de tecnologías blockchain. Aunque la cadena de bloques puede aplicarse en una amplia gama de sectores, lo cierto es que el gran unicornio blockchain aún no ha llegado.

Por ello, el lanzamiento de TON previsto para el 31 de octubre, es quizá el evento más esperado del criptomundo. Todos los ojos están puestos en Telegram Open Network, por los efectos que pueda tener en el mercado, especialmente, por la tecnología tan avanzada que hace posible su funcionamiento.

Telegram, en la vanguardia de la criptoeconomía

Desde un protocolo de consenso veloz, basado en la Prueba de Participación (PoS), hasta el uso de sharding para aumentar la escalabilidad a nuevos niveles. Todas estas cualidades colocan a TON en la diana. Telegram, consciente de la atención suscitada a su alrededor, ha movido todas las fichas disponibles para colocarse en la vanguardia de la criptoeconomía. Telegram cuenta a día de hoy con más de 200 millones de usuarios activos.

Recientemente, la empresa de custodia Anchorage reveló su apoyo a Telegram Open Network. Lo hizo agregando soporte a GRAM para su plataforma de custodia de criptoactivos. El anuncio resulta toda una sorpresa, pues Anchorage es parte del equipo fundador de la Libra de Facebook. Movimientos parecidos se han visto con las preventas de tokens GRAM, que algunos exchanges e inversores han realizado recientemente y que han resultado muy exitosas.

También te puede interesar: El ministro de finanzas alemán vuelve a defender la emisión de un euro digital para Europa

En contraste con lo que ocurre con Telegram Open Network, la Libra de Facebook no parece pasar por su mejor momento. Desde su anuncio el pasado mes de junio, el proyecto ha estado plagado de fuertes críticas y temores. Por un lado, el hecho de que la red social maneje una criptomoneda estable con presencia global ha sido fuertemente criticado por las autoridades reguladoras de todo el mundo. Aunque el futuro no está escrito y menos en blockchain, a día de hoy pareciese que Libra se deprecia y GRAM se aprecia.

Blockchain y el necesario marco regulatorio

A todas estas cuestiones se suma el historial de violaciones de privacidad de Facebook y las ideas poco claras de los miembros de la Asociación Libra respecto al uso que harán con la información de los usuarios.

En Estados Unidos, congresistas del país ha presentado un fuerte rechazo al proyecto, hasta el punto de pedir que se detenga su desarrollo. Todo esto ha llevado a Mark Zuckerberg a reunirse nuevamente con los congresistas y a responder más preguntas, en un intento de desbloquear el desarrollo del proyecto. Todas estas cuestiones han empezado a hacer mella entre los miembros fundadores de  la Asociación Libra.

PayPal anuncio recientemente su salida de la Asociación Libra, mientras Visa y MasterCard parece que se están repensando su permanencia en el proyecto. Al parecer, la razón fundamental tiene que ver con el cumplimiento de las estrictas regulaciones financieras y bancarias. Eso unido al cumplimiento de las normas internacionales y de las regulaciones de aquellas naciones donde el proyecto tenga presencia.

La creación de un marco regulatorio acorde a las nuevas tendencias y tecnologías no es fácil, pero la tecnología blockchain parece encontrarse con mayores dificultades que las usuales. Su cualidad descentralizadora representa un reto enorme para los legisladores,  al encontrarse en un territorio inexplorado.

Relevar la identidad de quienes compran con criptomonedas

Un estudio realizado por el Comité TAX3 para el Parlamento Europeo pone de manifiesto la necesidad de un marco regulatorio para  “evitar el uso de las criptomonedas para actividades ilícitas”. Dicho estudio también subraya la necesidad urgente de una regulación clara para las criptomonedas y la tecnología blockchain en Europa. El objetivo es impedir el uso ilegal de las criptomonedas, ayudar en su adopción y desarrollo por parte de las empresas, proteger a los usuarios y poder imponer tasas por su uso y las actividades conexas.

También te puede interesar: Inteligencia artificial y blockchain, el duo que cambiará el consumo, la salud y el 5G

En Estados Unidos, el Servicio de Impuestos Internos (IRS) exige que los comerciantes de criptomonedas revelen su identidad y  que las transacciones de criptomonedas paguen impuestos como las transacciones de propiedad. Por otra parte, la Red de Ejecución de Delitos Financieros del Tesoro de Estados Unidos (FinCEN) también ha dictaminado que una corredora de metales preciosos en línea, que utiliza tecnología blockchain, debe estar sujeta a las regulaciones de transmisión de dinero del regulador.

Con las manos atadas

La falta de claridad en la regulación sobre criptomonedas está alejando a muchas empresas e inversionistas. Impactando negativamente en el desarrollo de la tecnología y en las economías de las naciones.

El ejemplo perfecto de esta situación es Facebook y su Libra. Con una regulación arcaica y que no se ajusta a la realidad de la blockchain, Facebook tiene las manos atadas para desarrollar su proyecto. El impacto económico del mismo es enorme. Lo que está claro es que la Libra de Facebook mejoraría la capacidad de realizar pagos globales y transformaría radicalmente el comercio, las finanzas y la banca tradicional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *