DeFi y su papel en el mundo

En este post vamos a mostrarte cómo dar los primeros pasos en las finanzas descentralizadas (DeFi), que ofrecen el mismo tipo de servicios que los bancos, pero sin contar con ellos. Las DeFi es el sector que mayor crecimiento ha experimentado en el sector de las criptomonedas en los últimos 5 años. En 2017, cuando DeFi comenzaba a despuntar, había muy pocos los protocolos y había  mucho miedo a la hora de operar con este tipo de finanzas. Actualmente, la realidad DeFi es bien distinta y lo que antes era FUD, que así es como se conoce a la incertidumbre en el argot cripto, hoy es certeza.

Primeros pasos en DeFi

Los mismos que inyectaban FUD, ahora son participantes activos del ecosistema. DeFi es una herramienta potente que sirve muy bien a quienes la conocen. En este artículo te mostraremos los 5 pasos fundamentales para que aprendas a dar tus primeros pasos en el mundo DeFi.

¿Para qué sirven las criptomonedas, más allá de la especulación?

¿Qué es DeFi?

Las DeFi o Finanzas Descentralizadas son servicios descentralizados y autónomos que funcionan, gracias a la programación que se ejecuta en los smart contracts de blockchains como Ethereum. Básicamente, estos smart contracts son programas complejos que pueden hacer cualquier cosa. Desde crear un banco para que puedas ahorrar en él, plataformas de préstamos para que solicites u otorgues créditos o plataformas de inversión en acciones reales usando derivados. Las posibilidades de los smarts contracts son infinitas, igual que las posibilidades de las DeFi.

Los sistemas de todos estos protocolos DeFi funcionan de forma toalmente descentralizada y autónoma y la gobernanza del protocolo se ejecuta de manera comunitaria. Es decir, en DeFi no hay una sola persona todopoderosa que decide cómo funciona todo dentro del protocolo y, aunque existen excepciones, la comunidad también tiene una fuerte participación y poder de decisión en el protocolo. El objetivo de la comunidad es mantener la descentralización por encima de todo y para mantenerla se incentiva a los usuarios de distintas formas.

Cómo instalar un nodo de Bitcoin para que tu dinero no dependa de terceros

¿Cómo funcionan las DeFi?

Mantener una plataforma DeFi depende fundamentalmente del producto que presenta y de las reglas de su funcionamiento. Por ejemplo, plataformas de intercambio como Uniswap permite a sus usuarios comprar y vender criptoactivos de forma descentralizada, usando un sistema conocido como Automated Market Maker (AMM) y Pools de Liquidez (LP). Este sistema permite a Uniswap llamar la atención de los proveedores de liquidez, que son los que tienen criptomonedas, ofreciéndoles mejorar sus posiciones con intereses que pueden obtener por cada operación de intercambio en la que su moneda sea usada.

Así, miles de personas se unen al sistema inyectando liquidez. Una liquidez que luego es usada por Uniswap para realizar los intercambios que otros usuarios desean realizar. En la operación, el usuario que desea el cambio entregas sus criptomonedas, paga la comisión y recibe la criptomoneda deseada. Mientras que los proveedores y el protocolo se reparten las comisiones generadas por cada operación que se realiza, sosteniendo el modelo de forma orgánica. No se genera valor de la nada, el valor procede del servicio y de la utilidad que ofrece a los millones de usuarios que lo utilizan.

Préstamos cripto

Por supuesto, esto es un ejemplo con un DEX, que es un exchange descentralizado y una plataforma bastante común. En otras plataformas, este sistema puede tener ligeras variaciones. Por ejemplo, un sistema de préstamos puede usar el esquema de AMM y LP, para captar inyecciones de liquidez, ofreciendo servicios DEX. Pero al mismo tiempo, debe aplicar un sistema de vaults o garantías, que le permita ofrecer préstamos criptos con la seguridad de que el dinero será devuelto junto con los intereses, que posteriormente serán pagados a los proveedores de liquidez.

Los mejores monederos de la Web3 para navegar por el internet del dinero

En todos los casos, estos procesos se dan gracias a los smarts contracts ejecutados en la blockchain, donde están desplegados. Blockchains como Ethereum, Polkadot, Kusama, Binance Smart Chain, Algorand, Cardano, son algunos de los destinos elegidos para ello. Todas comparten la capacidad de permitir que estos smarts contracts funcionen de forma autónoma, asegurando la descentralización de la red, siendo unos pocos los que tienen acceso a los mismos para su actualización y mejora. Un proceso que se da solo bajo la autorización de la gobernanza del protocolo.

Una gobernanza donde participan los creadores y la comunidad, con el fin de hacerla participe y ofrecerle espacios para el control de la plataforma. Para participar en esa gobernanza, generalmente es necesario mantener una cierta inversión en la misma, en forma de tokens de gobernanza. En Uniswap por ejemplo, ese token se llama UNI, pero cada plataforma tiene su propio token, algunos con más o menos funciones.

Los primeros pasos en DeFi

Comenzar en DeFi puede parecer ciencia espacial para muchos usuarios noveles, pero la realidad es que es más sencillo de lo que parece, aunque se puede complicar más dependiendo de lo que hagas y de qué opciones presente el protocolo. En este caso, te presentaremos el caso de AAVE, uno de los protocolo más completos en su estilo.

Paso #01: Eligiendo el monedero

El primer paso para comenzar a usar DeFi es elegir un monedero para Web3. En este caso, el mejor monedero es MetaMask, al estar más integrado en este tipo de aplicaciones, hasta el punto que casi se ha transformado en un estándar. Puedes aprender todo lo necesario para instalar y configurar tu monedero MetaMask en nuestro artículo Cómo instalar y configurar el criptomonedero MetaMask en tu navegador. 

Paso #02: Conociendo el protocolo DeFi

La segunda parte es la parte más compleja del proceso. Consisten en conocer el protocolo. Está es el punto en el que debes dedicar más tiempo a leer y conocer a quienes están detrás del proyecto, cómo funciona y sostiene el mismo, que te ofrece y cómo puedes participar. Los proyectos, generalmente, contienen todas estas especificaciones en documentos conocidos como «white paper», que es un documento técnico en el que se explica el funcionamiento del proyecto y su protocolo. Dado que este documento,  generalmente, es muy técnico, una buena idea después de leerlo es dirigirte a los foros o canales oficiales (generalmente Telegram y Discord) para aclarar dudas.

Otros documentos elaborados de forma más sencillas suelen llamarse «light paper», que es una explicación sin tecnicismos del protocolo e ideal para los que comienzan. En caso de que no exista, un buen lugar para conocer el proyecto es la documentación del mismo. Allí podrás encontrar información explicita (técnica y no técnica) del funcionamiento del protocolo.

Cómo operar en las finanzas Web3: sin bancos y a través de MetaMask y SushiSwap

Debes tomarte tu tiempo conociendo y leyendo sobre el protocolo. Aprender debe ser tu primer objetivo, ya que te evitará hacer las cosas mal y pasar malos momentos. Es preferible pasar una semana o un mes leyendo, que toda una vida arrepintiéndote por no haberlo hecho.

En este ejemplo, hablamos de AAVE, su documentación online puedes verla en este enlace. Y su white paper, lo puedes leer en esta dirección.

AAVE, documentación del protocolo DeFi

Paso #03: Conectándonos al protocolo

Ahora que conoces el protocolo y tienes tu monedero listo, incluyendo el dinero que vas a usar para interactuar con el monedero, lo siguiente es conectarnos al mismo. Para ello, solo deberás ir a la web oficial del protocolo AAVE:

AAVE, web oficial del protocolo

Una vez allí, solo tienes que hacer clic en el botón «Launch App» y te llevará directamente a la dApp de AAVE.

Conectándonos a AAVE

Una vez en la dApp, tendrás que hacer clic en «Connect Wallet». De esta manera empezará el proceso de conexión con tu monedero MetaMask:

Conectándonos a AAVE

En este punto, solo debes aceptar la interacción con el monedero, haciendo clic en «Siguiente» y en «Conectar». Al finalizar el proceso ya estarás conectado a la dApp de AAVE, y podrás usarlo.

dApp de AAVE en nuestro navegador

Paso #04: Operando en el protocolo

Ahora bien, AAVE es un protocolo que nos permite realizar múltiples tareas. Podemos, por ejemplo, inyectar liquidez a los pools de AAVE. Podemos hacerlo a cambio de recibir una pequeña comisión en forma de APY, que es el porcentaje anual para cada moneda que agreguemos al protocolo. Esta liquidez se usará para otorgar créditos a terceros, que pagaran comisiones y de allí vendrán nuestras ganancias. También podemos hacer staking dentro de AAVE, para ganar poder voto y servir de prestadores de liquidez de garantía para el protocolo. De esta forma, en caso de algún hackeo, el protocolo podrá usar esa liquidez. Al mismo tiempo, el protocolo nos repondrá el dinero en un plazo informado por la gobernanza. Una medida de seguridad que busca mantener en funcionamiento el protocolo en el peor de los casos.

Cómo obtener dinero en el mercado de préstamos depositando NFT en garantía

Como buen protocolo DeFi, AAVE también nos permite participar en su gobernanza, algo que podemos hacer directamente desde su modulo de gobernanza. Finalmente, podemos pedir préstamos en la plataforma, con el fin de usar dicho préstamo de la forma que deseemos. Es importante conocer que para pedir un préstamo debemos inyectar liquidez, la cual se usará como garantía del préstamo que hemos pedido.

Inyección de liquidez

Ya que conocemos sus funciones y lo que nos ofrecen, gracias a leernos la documentación, es hora de operar con el protocolo. En este caso, haremos una inyección de liquidez, ya que es la primera vez que usamos AAVE y no tenemos liquidez, tal como nos muestro su tablero.

dApp de AAVE en nuestro navegador

En ese caso, simplemente haremos clic en «Supply» para comenzar con el proceso de inyectar liquidez al protocolo. A continuación, podemos ver un desplegable donde colocamos la cantidad que deseamos ingresar. En este caso, comenzaremos con  90$.

Nuestra primera transacción DeFi en AAVE

Hecho esto, podrás ver el resto de información como el APY que se te brindará (0,31 %). Junto a datos como las recompensas (APR, la tarifa que se cobrará durante el tiempo del préstamo, de 0,12 %) o la capacidad de usar ese dinero como colateral. También podrás ver el costo de las comisiones , que es el pequeño icono de estación de gasolina que indica 36,34$.

El dinero dentro del protocolo

Una vez llegados hasta aquí, al hacer clic en «Supply ETH», estaremos aceptando todo lo mostrado. Así comenzará la operación que pondrá ese dinero dentro de ETH. Solo deberás esperar un minuto para que la operación se complete y veas el dinero dentro de AAVE. Como ves, si hemos leído cómo funciona el protocolo de AAVE, no es tan complejo participar. No obstante, si esto no es suficiente, AAVE tiene la capacidad de ser usado en modo «Testnet». En ese modo, tendrás la misma funcionalidad, pero con la particularidad de que el dinero que estás usando en este modo es de mentira. Así, no gastarás un centavo ya que se usa la red de pruebas Kovan.

De igual forma, puedes usar otras redes dentro de AAVE. Como Polygon o Avalanche, donde las comisiones son mucho más económicas y las operaciones más rápidas.

Paso #05: Entiende y conoce las comisiones

Un punto fundamental que debes entender son las comisiones. Las comisiones en redes como Ethereum pueden ser una verdadera pesadilla y más si no entiendes la dinámica de las mismas. Por regla general, hacer transacciones en Ethereum es bastante económico. Por ejemplo, movilizar los 90$ de ETH de nuestra prueba en AAVE, puede costar menos de 2 $.

Costo de operaciones en Ethereum

Entonces ¿Por qué AAVE nos cobra tanto? La respuesta está en los smart contracts. La ejecución de los smart contracts consume poder de computo, un poder de computo que debe pagarse usando Gas. Los tokens ETH consumen muy poco Gas y, por tanto, su costo de operación es bastante bajo. De hecho, tokens más elaborados como USDT también son bastante económicos. Sin embargo, todo cambia cuando hablamos de DeFi. ¿La razón? Los smart contracts DeFi son complejos y por tanto exigen niveles de Gas enormes. Ingresar liquidez consume un nivel de Gas bastante alto, pero retirarlo suele consumir más Gas. Este es el motivo por el que muchos usuarios DeFi se sorprendan que al intentar sacar dinero las comisiones sean superiores en muchos casos a 100$ o mucho más.

En este caso, las comisiones se rigen por un principio muy básico. Mientras más compleja sea la plataforma y sus smart contracts, más caras serán las operaciones que realicemos en ellos. Sin embargo, incluso en estos casos, los costes operacionales de Ethereum son bajos si los comparamos con plataformas tradicionales. En esos espacios lo usual son comisiones de 3 al 5% del total de la operación, lo que significa que con operaciones de gran valor, más cantidad se queda el banco. En Ethereum, las comisiones son fijas y solo aplican al Gas usado, nada más.

Nunca dejes de aprender

Como ves, aprender a usar DeFi no es complejo, solo exige un poco de disciplina. De ahí nuestro consejo final: nunca dejes de aprender. Las plataformas evolucionan y se adaptan a las necesidades. AAVE, por ejemplo, ha cambiado con sus versiones 2 y 3, permitiendo el uso de redes como Avalanche, Polygon o Arbitrum, para sus operaciones. Son redes más económicas y rápidas que aún siguen siendo parte de Ethereum. Al mismo tiempo, han simplificado y disminuido sus gastos de Gas, lo que es conveniente para los que no abandonan esa red.

Esto sucede con todos los protocolos DeFi. Por ello, el principal reto para un usuario DeFi es mantenerse al día con estos cambios para sacar provecho. Como dijimos al principio, las DeFi son una herramientas que sirven a quien las conoce bien.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter.

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad