Memecoins y su impacto en el ecosistema cripto
Memecoins y su impacto en el ecosistema cripto

Memecoins, los memes de internet que mueven cifras multimillonarias

Las memecoins son criptomonedas que se basan en memes de Internet. Es decir, imágenes o vídeos que se vuelven virales y que generan humor o ironía. El ejemplo más conocido de memecoin es Dogecoin, que nació en 2013 como una broma inspirada en el meme del perro Shiba Inu. Sin embargo, con el paso del tiempo, algunas de estas monedas virtuales han ido ganado popularidad y valor, gracias al apoyo de celebridades como Elon Musk. Como consecuencia, han despertado el interés de inversores que buscan alternativas a Bitcoin o a Ethereum.

Memecoins

Las memecoins han tenido un enorme impacto en el ecosistema cripto. Por un lado, se han convertido una forma de atraer a nuevos usuarios al mundo de las criptomonedas, ya que ofrecen una entrada más divertida y accesible que otras opciones más complejas o técnicas. Además, han servido para impulsar la innovación y la creatividad, al permitir experimentar con nuevos modelos de negocio, de gobernanza o de utilidad.

Token FLOKI, la nueva broma de Elon Musk para manipular el mercado cripto

Sin embargo, las memecoins también tienen su lado malo, al representar un riesgo para el ecosistema cripto, ya que suelen tener una alta volatilidad y una baja seguridad. Al estar basadas en el humor y la especulación, pueden sufrir grandes caídas o manipulaciones por parte de actores malintencionados. Asimismo, pueden generar mala imagen o desconfianza hacia las criptomonedas en general, al asociarlas con un fenómeno frívolo o irresponsable.

Finalmente, la facilidad con las que muchas personas toman nuevas memecoins y esperan obtener grandes rentabilidades de las mismas, inspirándose en los éxitos de Dogecoin o Shiba Inu, termina por generar estafas relacionadas con estas nuevas memecoins.

Precaución y responsabilidad

Así, si bien las memecoins son un fenómeno interesante y divertido dentro del ecosistema cripto, requieren de mucha precaución y responsabilidad por parte de los usuarios e inversores. No hay que olvidar que se trata de activos financieros que pueden tener consecuencias reales en la economía y la sociedad.

El poder de Elon Musk sobre las criptomonedas en Twitter, un caso a estudiar

Aunque las memecoins tienen el estigma de ser monedas destinadas a la broma, dado que ese era su primer objetivo, en la actualidad, algunas de ellas se han convertido en objeto de deseo para muchos inversores. Dogecoin y Shiba Inu son dos claros ejemplos. La primera ha superado la barrera de la capitalización de los 11.000 millones de dólares, lo que la ha convertido en la octava criptomoneda más capitalizada y en unas de las más poderosas del ecosistema. De hecho, cuenta con red blockchain propia para su funcionamiento.

Por su parte, Shiba Inu quiere crear una Layer2 para Ethereum, que le permita escalar de forma más rápida y generar un ecosistema de soluciones alrededor del token SHIB. Como resultado, Shiba Inu se posiciona como la segunda memecoin más poderosa del ecosistema, con una capitalización de más de 6.000 millones de dólares.

Cifras más altas que las de grandes empresas mundiales

En ambos casos, manejan cifras capaces de eclipsar a las de grandes empresas mundiales. Esta realidad pone de manifiesto que las  memecoins son mucho más que una broma. Su evolución ha sido tal, que su presencia en los mercados de NFTs, DeFi o incluso en  los metaversos es enorme.

En la actualidad puede verse un claro resurgir de las memecoins. Por ejemplo, el proyecto ayer2, Shibarium, de Shiba Inu ha elevado las expectativas de esta memecoins. De llevarse a cabo el proyecto, no sería raro ver como el valor del token SHIB se dispara a la vez que aparecen nuevos proyectos alrededor de esta nueva red.

Elon Musk multiplica desde Twitter el precio de la criptomoneda Baby Doge Coin

Otro ejemplo de este resurgir lo vemos en PEPE. La nueva memecoin ha pasado de 0,00000002764$ a 0,0000004036 $ en solo seis días, un incremento de más de 1.100%. De hecho, ya se está comercializando en algunos CEX como Gate.io o DEX como Uniswap.

PEPECOIN es una nueva memecoin pero también la puerta a una trampa de la que podría no poder salir jamás.
PEPECOIN es una nueva memecoin, pero también la puerta a una trampa muy peligrosa

Manipulación grotesca

Pese al espectacular crecimiento, la moneda ha mostrado indicios de manipulación de mercados grotescos, incluyendo la manipulación de comisiones por parte del smart contract y un blacklist de direcciones gestionado por su creador. Todas estas  señales muestran el peligro que puede suponer acercarse a esta memecoin.

En Etherescan podemos ver el blacklist aplicado en PEPECOIN por su creador
En Etherescan puede verse el blacklist aplicado en PEPECOIN por su creador

Así, PEPECOIN es un claro ejemplo de que si bien el resurgir de las memecoins abre nuevas oportunidades para quienes participan en ellas, muchas veces, dichas oportunidades pueden convertirse en trampas de las que no se puede salir. No obstante, como decimos más arriba, queda claro que las memecoins se han convertido en actores relevantes del ecosistema y que seguiremos viéndolas en el ecosistema cripto durante muchos años más.

*Información editada por Observatorio Blockchain

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad