Staking Ethereum 2.0

El staking de Ethereum 2.0 es lo más parecido a las tradicionales cuentas de ahorro de los bancos. En general, se denomina staking a la técnica que permite a inversores y ahorradores ganar intereses depositando sus  criptomonedas. Como sucedía en cualquier entidad bancaria antes de la llegada de los tipos de interés cero o negativos. El staking de ethereum 2.0 permite a los mineros bloquear sus Ether para participar en el proceso de validación de transacciones y reclamar las recompensas de cada bloque a su favor.

El próximo 1 de diciembre, la comunidad Ethereum comenzará finalmente la transición al esperado Ethereum 2.0. El proceso de lanzamiento de la Fase 0 de ETH 2.0 empezó el pasado 4 de noviembre, con el despliegue del contrato de staking, el inicio de los depósitos Genesis de la red y, por supuesto, la construcción de los puentes de consenso entre Ethereum y ETH 2.0.

Un banco descentralizado y programable

Con este proceso, Ethereum comenzará a convertirse en una red bajo el consenso de Prueba de Participación (Proof of Stake o PoS), por el cual cada minero deberá bloquear al menos 32 ETH en un smart contract, para habilitar que su nodo sea capaz de validar transacciones dentro la red. El objetivo no es otro que potenciar la escalabilidad de la red y transformar la economía de Ethereum.

El proceso de transformación técnica de Ethereum puede reducirse a smart contracts más potentes, una mejor capacidad de atender la demanda de transacciones de la red, menos tiempo para validar transacciones y, por supuesto, comisiones más económicas para las transacciones. Ciertamente todas estas características son deseables y permitirán a todos los usuarios de la red disfrutar del potencial de Ethereum. Sin embargo, todos estos cambios llevarán a Ethereum a convertirse en un banco descentralizado y programable.

Sobre la bancarización de Ethereum hemos venido informando con regularidad en Observatorio Blockchain. Destacando como la transformación de Ethereum a PoS convertiría a los mineros en “ahorradores de criptomonedas que ganan intereses en contraprestación por su trabajo en la red”.

 Ethereum, camino de convertirse en el banco central de blockchain

Staking, el corazón de Ethereum 2.0

El camino hacia la bancarización de Ethereum es el staking, una actividad que permite a los mineros bloquear sus Ether para participar en el proceso de validación de transacciones y reclamar las recompensas de cada bloque a su favor. Pero no solo los mineros pueden beneficiarse del staking. Está al alcance de cualquier persona.

¿Cómo? Muy sencillo. Mediante las pools de staking de Ethereum. Estas pools son servicios que terceros pueden poner en funcionamiento de forma centralizada o descentralizada para los usuarios de Ethereum. De esta forma, se pueden captar grandes capitales que pueden ser usados para crear nodos de validación para ETH 2.0. Al final, cada pequeño contribuyente en la pool puede llevarse un porcentaje de ganancias en Ether y la red mantiene su funcionamiento.

Lo anterior puede sonar mucho a DeFi y lo es. Es DeFi llevado a la base de Ethereum y su mantenimiento como red. Pero también es un mecanismo que funciona como las cuentas de ahorro de un banco. Introduces una determinada cantidad de dinero en este pool, lo dejas a plazo fijo ganando intereses y cuando lo retiras te llevas las ganancias obtenidas por tu participación.

Por su puesto, mientras mayor sea la participación en el pool, más ganancias pueden obtenerse. De ahí, que usuarios con pequeñas cantidades de Ether puedan verse muy interesados. En la actualidad, ya existen propuestas de pools de staking descentralizadas para ETH 2.0. Las propuestas de Rocketpool, Staked.Us y ETHStaking son solo el comienzo de lo que ha de venir en el mundo Ethereum.

Amenaza u oportunidad para DeFi sobre Ethereum 2.0

Las DeFi, con un valor bloqueado cada vez más grande, pueden verse beneficiadas o amenazadas por este nuevo sistema. Todo depende de la manera en que sus desarrollares reaccionen y se adapten a la nueva realidad. La amenaza para las DeFi es sencilla: ¿Quién pone su dinero en DeFi cuando Ethereum ya ofrece un medio para ganar con staking? Ante esta nueva realidad, los protocolos DeFi deberán evolucionar y ajustarse. No será algo inmediato. Es decir, no significa que el arranque de la Fase 0 de ETH 2.0 los ponga en aprietos, pero deberán adaptarse.

Competirá Ethereum 2.0 con los servicios financieros que ofrecen las DeFi

Muchos especialistas también consideran el staking de Ethereum como una oportunidad de oro para llevar DeFi más allá. ¿Qué tal ofrecer mejores rendimientos con la instalación de nodos de validación usando parte de la liquidez dentro de los protocolos DeFi? De esa forma, los protocolos DeFi usarían el dinero en sus pools para crear nodos de validación ETH 2.0 y obtener ganancias por su trabajo de validación, y a cambio los usuarios obtendrían una mejores ganancias. Contando el nivel de dinero bloqueado en estos protocolos, que en el momento de escribir este articulo asciende a 12,5 mil millones de dólares, nos damos cuenta del enorme impacto que esto tiene.

Por supuesto, también entra en juego otra preocupación expresada por ConsenSys en un reciente reporte: ¿Y si DeFi y sus ganancias estropean el desarrollo de Ethereum 2.0? Esta posibilidad resuena en las mentes de muchos desarrolladores de Ethereum, preocupados porque las ganancias de staking de Ethereum sean tan pequeñas, que las personas se nieguen a movilizar su dinero para usarlo como seguro para el staking necesario de los nodos de validación.

Transformación Ethereum 2.0, peligroso pero necesario

Ante este panorama es importante que tanto Ethereum como el ecosistema DeFi puedan obtener un beneficio de la transacción a ETH 2.0. Pero eso lleva a otra pregunta ¿Qué tan seguro es invertir en un banco con una tecnología incompleta y una promesa a largo plazo? Muchos inversores sopesan este riesgo y no les gusta. Ethereum 2.0 es una tecnología incompleta y durante su primer despliegue conllevará una gran cantidad de bloques y una baja liquidez.

La baja liquidez es enemiga de las ganancias y los sistemas económicos dinámicos y dado el impulso de DeFi, puede que muchos prefieran quedarse en DeFi antes que ejecutar nodos ETH 2.0. Esta situación llevaría a que existan pocos nodos, convirtiéndose en una red computacionalmente poco potente y, en definitiva, más vulnerable. Esta situación de “inseguridad” podría llevar a los devs de Ethereum 2.0 a retrasar el lanzamiento de las siguientes fases. Lo que supone más tiempo con un futuro incierto.

Así se unen dos elementos que ahuyentan a cualquier inversor: baja liquidez e incertidumbre sobre cuándo podrá ver retornar sus ganancias. Y hablamos de ganancias, porque Ethereum 2.0 será una realidad. La  pregunta que cabe hacerse es ¿cuándo alcanzará Ethereum 2.0 la fase 2 final? Pero ni siquiera Vitalik Buterin es capaz de ofrecer una respuesta.

Pese a todo, Ethereum 2.0 nunca había sido más necesario que ahora. Con la red constantemente congestionada, comisiones que llegan a 200 $ en algunos casos y un problema de minería cada vez más agudo, Ethereum 2.0 no puede detenerse.

Ethereum Classic, ¿Puede beneficiarse de la transición?

Ante este panorama, el ganador claro de toda esta confusión puede ser el “Ethereum original”, el conocido Ethereum Classic. Ethereum Classic sigue compartiendo el mismo proceso de minería de Ethereum y con la transición a ETH 2.0 esos ASIC y GPU de minería serán inútiles, a menos que empieces a minar ETC. Muchos mineros pequeños seguramente darán este giro cuando la red Ethereum ya no acepte trabajo de minería de Prueba de Trabajo (Proof of Work o PoW).

En ese sentido, cambiar a ETC les permitirá seguir obteniendo ganancias y ETC obtendrá algo que necesita con urgencia: poder minero, mayor seguridad y un repunte en su capitalización. Por supuesto, esto puede pasar o no, pero la transición a ETH 2.0 abre esa posibilidad para la blockchain original de Ethereum. De momento, lo único cierto es que la transformación de Ethereum a ETH 2.0 mantiene a la comunidad a la expectativa.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter 

Avatar

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 17,155.50
  • ethereumEthereum (ETH) $ 518.81
  • rippleXRP (XRP) $ 0.570833
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 12.61
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 266.51
  • stellarStellar (XLM) $ 0.216757
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 69.54
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.144090
  • binancecoinBinance Coin (BNB) $ 28.56
  • eosEOS (EOS) $ 2.88
  • moneroMonero (XMR) $ 117.58
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.26
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja