polkadot, defi

Cuando el equipo fundador de Ethereum se concentró durante unos meses en la famosa casa conocida como La Nave Espacial, en la ciudad suiza de Zug, se discutieron, pensaron y acordaron muchas cosas. La mayoría fueron resueltas invocando el mantra del consenso. Otras, como habitualmente sucede en la vida, fueron solucionadas de forma autoritaria.

No tuve la dicha de formar parte de ese selecto grupo de visionarios y emprendedores, pero gracias a “La Maquina Infinita”, el excelente libro de Camila Ruso, he podido hacerme una muy buena idea de lo que pudo discutirse durante esa larga estancia en los Alpes.

Si hay algo que no puede faltar en cualquier discusión relacionada con startups es cómo manejar los riesgos. Especialmente, si en el grupo se encuentran personas como Charles Hoskinson, quien más tarde crearía Cardano. Antes de lanzar cualquier proyecto, los miembros de los equipos deben listar los principales riesgos a los que puede enfrentarse en el futuro. Así como la probabilidad de que dichos acontecimientos sucedan, la gravedad de las consecuencias en caso de producirse y todo lo qué habría que hacer para manejar las situaciones.

Las DeFi disparan las comisiones en las transacciones de Ethereum

En aquellas reuniones de los Alpes, uno de los riesgos omitidos por todos los integrantes del equipo, excepto por Gavin Wood, CTO del proyecto, fue el riesgo que conlleva ser víctima del propio éxito. Con esto quiero decir que la red fue diseñada con una capacidad, que si bien era muy superior a la de Bitcoin, que era el referente en dicho momento, no estaba preparada para afrontar un tráfico considerable. Gavin expresó su preocupación por este asunto desde el principio, pero no obtuvo el apoyo del resto del equipo, por considerar que no era algo urgente.

La capacidad de la red funcionó con normalidad durante los primeros años, ya que los usuarios aún trababan de entender el potencial real la cadena de bloques y todo lo que se podía hacer con ella. Los problemas serios llegaron con la eclosión de las finanzas descentralizadas (DeFi). En marzo del año pasado, los principales proyectos creados sobre la red de Ethereum empezaron a coger fuerza. El momento coincidió con el fin del invierno cripto, una etapa que duro dos años. Como consecuencia, empezaron a florecer las transacciones, pero con tal fuerza que la plataforma de Ethereum se convirtió en un embudo.

Bajo el principio de oferta y demanda, el coste del Gas de las transacciones se disparó a niveles nunca vistos hasta entonces. Fue el momento en que Vitalik lamentó profundamente no haber prestado suficiente atención a la propuesta de Gavin de haber lanzado un Ethereum 2.0 desde el principio. Es decir, en 2016. El lanzamiento de la versión 2.0 de Ethereum, que tuvo lugar en diciembre del año pasado, se produjo, como se dice en inglés : “Too Little, too late”. Era tarde porque Polkadot ya estaba en el mercado.

En la actualidad, nos encontramos en un periodo en el que bitcoin ha tocado máximos históricos y muchas de las criptomonedas alternativas han seguido la tendencia. En paralelo, el precio del Gas en la plataforma de Ethereum también ha alcanzado máximos históricos. De hecho, muchas transacciones resultaban tan caras que económicamente no resultaba razonable realizarlas.

Ethereum 2.0, la blockchain donde se construirán las nuevas finanzas y el dinero

Esto subraya la incapacidad de Ethereum para ofrecer transacciones rentables a sus usuarios, especialmente en DeFi, en el momento que más lo necesitaban. El disgusto de un gran numero de usuarios se hizo notar como la peor de las pesadillas.

En el planeta Polkadot, la situación es completamente diferente. El ecosistema está listo para empezar con proyectos DeFi de gran envergadura en el primer trimestre de 2021. Tanto la criptomoneda nativa de Polkadot, DOT, como los tokens de las principales cadenas especializadas en DeFi han disfrutado de una enorme subida de valor. La razón es sencilla. Los usuarios saben que en el ecosistema Polkadot las transacciones DeFi no tendrán que enfrentarse a costes tan elevados que impidan la rentabilidad.

Grandes proyectos sobre el ecosistema de Polkadot:

Polkastarter $POLS es una plataforma de micro financiación descentralizada con la cualidad
de realizar y recibir transacciones entre distintas cadenas de bloques, como Ethereum. Imagínense poder realizar una recaudación de fondos sin tener que lidiar con Kickstarter o Indiegogo. Todos los que han realizado una campaña de micro financiación en ellas, me comprenderán.

Red Robonomics $XRT facilita el internet de las cosas y la interacción entre robots, a través de contratos inteligentes. Obviamente, pueden existir proyectos más futuristas que Robonomics, pero deja el listón muy alto.

Exeedme $XED es un proyecto basado en DeFi que va a permitir a los gamers monetizar sus habilidades en juegos en línea. Se trata de la versión descentralizada de Twitch.

Red Paid $PAID está dirigido a crear las firmas legales del futuro, asesorando a usuarios que participen en DeFi. Cuando disfrutamos de crecimiento sostenido, solemos olvidarnos de ciertos aspectos que son cruciales para el desarrollo a largo plazo del ecosistema. Como tener un marco legal especializado en facilitar la ejecución de operaciones en DeFi.

Ethereum, cinco años llevando a la practica el corazón descentralizado de Bitcoin

Además de los proyectos listados anteriormente, que desempeñarán un rol fundamental en el crecimiento del ecosistema, alguna de las aplicaciones DeFi que ya se encuentran sobre Polkadot son Acala, Stafi y Bitfrost. Las tres permiten staking de token a cambio de suministro de liquidez.

Equilibrium facilita la creación de mercados monetarios entre diferentes cadenas de bloques. Centrifugue  ayuda a las empresas a financiar sus cuentas por cobrar, mejorando así sus flujos de caja operativos. Zenlink es como un exchange descentralizado, pero con capacidad de conectar múltiples cadenas de bloques, como Ethereum y Bitcoin.

Todas estas iniciativas se suman a la incorporación de los grandes proyectos DeFi de Ethereum al ecosistema de Polkadot. Será posible gracias a paracadenas como Moonbeam. Sin duda, Polkadot será el motor de desarrollo de DeFi en 2021. Probablemente, su capacidad de red y gobernabilidad atraerán inversores institucionales a las Finanzas Descentralizas.

*Carlos Gomez es CEO de Politicaltoken.io y embajador de Polkadot en Miami. Abogado, con experiencia en cripto/blockchain desde 2015.

Foto de Artturi_Mantysaari, en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 48,246.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,167.04
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 1.02
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 227.27
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 763.20
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 31.27
  • stellarStellar (XLM) $ 0.400192
  • moneroMonero (XMR) $ 320.95
  • eosEOS (EOS) $ 5.04
  • tezosTezos (XTZ) $ 4.31
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja