ENS vs BNS: la dura competencia por los nombres de dominios descentralizados

Para qué sirven los nombres de dominios construidos en blockchain

Los servicios de nombres de dominios descentralizados, como Ethereum Name Service (ENS) y Bitcoin Name Services (BNS) son soluciones que sirven para configurar direcciones web conectadas a una blockchain y ayudarnos a resolver distintos problemas en el sector cripto. Desde la identificación descentralizada de sitios web, el registro de identidades digitales únicas o la identificación sencilla de direcciones de criptomonedas o smart contracts. En este artículo vamos a explorar qué son los sistemas de nombres de dominios descentralizados, como ENS o BNS, cómo funcionan y si son necesarios realmente.

Dominios en blockchain

Un Sistema de Nombres de Dominio o Domain Name Service (DNS, por sus siglas en inglés) es una de las piezas fundamentales para el el funcionamiento de Internet tal y como lo conocemos hoy. A menudo se le describe como la guía telefónica de Internet, ya que traduce los nombres de dominio fáciles de recordar en direcciones IP numéricas, las cuales son necesarias para localizar los recursos y servicios digitales en la red.

¿Cómo funciona este sistema?

El proceso de funcionamiento de un DNS implica varios pasos cuando un usuario intenta acceder a un sitio web:

  • Consulta DNS: Cuando alguien escribe un nombre de dominio, como www.ejemplo.com, en el navegador, dicho navegador envía una consulta DNS para encontrar la dirección IP correspondiente.
  • Resolución de Nombres: La consulta pasa por una serie de servidores DNS, comenzando por el DNS resolver (DNS de la compañía de Internet). Luego pasa por una jerarquía de servidores hasta llegar al servidor de nombres autoritativo para el dominio solicitado.
  • Respuesta: El servidor de nombres autoritativo responde con la dirección IP asociada al nombre de dominio.
  • Conexión: El navegador utiliza dicha dirección IP para establecer una conexión con el servidor web del dominio, lo que permite que el sitio web se cargue en el dispositivo.

Al final, la dirección www.ejemplo.com que escribimos en nuestro navegador, es resuelta con una dirección IP (ej: 178.25.44.3). Con esa dirección, el navegador puede acceder al servidor de la Web que alguien desea ver, descargar la información y mostrar el contenido que solicitado. Por lo tanto, queda claro que la utilidad de los DNS es enorme. De hecho, sin ellos sería muy complejo navegar por Internet, ya que habría que memorizar las direcciones IP de cada sitio al que se quiere acceder.

ASÍ CAMBIA EIDAS2 LA INDUSTRIA DE LA IDENTIDAD DIGITAL EN EUROPA

Equivalente con el mundo cripto

Este mismo funcionamiento se puede trasladar al mundo crypto. Imagina que tienes una dirección de Ethereum como la siguiente:

0xc2132D05D31c914a87C6611C10748AEb04B58e8F

¿Te resulta sencillo leer y memorizar? Seguramente, no. Es aquí, donde las propuestas como ENS (para Ethereum) y BNS (para Bitcoin) entran en juego. Imagina si pudieras transformar la dirección de arriba en algo legible, como: misahorrospersonales.eth

Esto es lo que hace ENS y BNS: almacenar y referenciar una dirección de criptomonedas con un nombre que nos resulta mucho más sencillo de recordar y manejar. De esa manera, basta con recordar dicho nombre para dirigirnos a la dirección registrada.  Los sistemas de nombre de dominio cambian la forma en que podemos interactuar con las posibilidades que ofrece blockchain.  Facilitan interactuar con direcciones, contratos y más, al permitirnos crear una interfaz donde con solo recordar un nombre, podemos acceder al recurso que necesitamos en la blockchain.

ENS vs BNS: nombres de dominios descentralizados

Ethereum Name Service y Bitcoin Name Service funcionan como lo hace un sistema de nombre de dominio tradicional. Es decir, son capaces de tomar cualquier dato que deseemos, como una dirección de criptomoneda, un smart contract, o cualquier otro  dato compatible con la plataforma y relacionarlo con un nombre fácil de recordar. Así, podremos acceder a cualquier información de manera más sencilla. Esto es posible para monederos cripto y navegadores.

Por ejemplo, el navegador Brave posee la capacidad de resolver direcciones ENS. Esto significa que al escribir un nombre como «beaverbuild.eth» en Brave, te llevará a ver los datos que almacenados en la dirección de Ethereum 0x38A485D8030699f6b3E46A7498a98180d26DEce9.

Smart contracts para el sistema

Para su funcionamiento, ENS y BNS usan smarts contracts. En el caso de ENS, utiliza los smart contracts de Ethereum, gracias al poder de la EVM y el lenguaje de programación de Solidity. BNS emplea una Layer2, como la de Stacks o RSK, para su funcionamiento, permitiéndole la capacidad de emplear smart contracts y, por tanto, hacer posible su funcionamiento.

A la pregunta de si ¿ENS y BNS son lo mismo? o si puedes utilizar ambos sistemas de forma indistinta, la respuesta es no. ENS, en su concepto genérico, se utiliza para referirnos a Ethereum Name Service o el Servicio de Nombre de Ethereum, por lo que solo funciona para Ethereum o redes compatible que ofrezcan el soporte. BNS o Bitcoin Name Service es solo para Bitcoin. Así, si has realizado un registro en ENS, éste no no será visible en BNS.  Lo mismo sucede en el caso contrario. Sin duda,  este es un problema que deberá resolverse para que el sistema sea mucho más interoperable y accesible en una Web3  interconectada.

Ejemplos de plataformas que ofrecen estos servicios

Ethereum Name Services (ENS)

Ethereum Name Services (ENS) es el sistema de denominación de dominios que opera sobre la blockchain de Ethereum y es el proyecto líder que ofrece este servicio en la red. ENS transforma las direcciones de Ethereum, que suelen consistir en una serie aleatoria de letras y números, en nombres más amigables y fáciles de recordar. Como el nombre de un individuo o una marca comercial. Así, ENS actúa de forma parecida a los DNS tradicionales, donde un conjunto de números que constituyen una dirección IP es sustituido por un nombre de dominio legible y memorable para los usuarios.

ENS introduce un sistema de nombres abierto, descentralizado y ampliable, ofreciendo una alternativa a los servicios centralizados de nombres de dominio (DNS). Además, ENS aprovecha la tecnología de cadena de bloques para disminuir los riesgos de seguridad que implica tener un único punto de fallo. La intención de ENS no es suplantar a los DNS tradicionales, sino operar en colaboración con ellos.

Para la gobernanza de su organización autónoma descentralizada (DAO), que es la que administra los fondos del protocolo, se utiliza el token ENS. Dicho token concede a sus poseedores el derecho de presentar propuestas y votar en decisiones que afectan la operativa y el desarrollo futuro del protocolo.

Unstoppable Domains

Unstoppable Domains es otro servicio ENS enfocado en cerrar la brecha entre la Internet tradicional (Web2) y la nueva web descentralizada (Web3), al ofrecer nombres de dominio basados en blockchain. Dichos dominios funcionan de manera similar a las URL convencionales, lo que permite a los usuarios configurar direcciones web conectadas a la cadena de bloques. Estas direcciones simplifican las carteras de criptomonedas al traducir direcciones alfanuméricas complejas de carteras en nombres fáciles de recordar. Al mismo tiempo, facilitan la interacción con aplicaciones descentralizadas (dApps) e intercambios.

Hasta la fecha, Unstoppable Domains ha creado con éxito más de 750.000 direcciones, simplificando enormemente las transacciones de criptomonedas en la web. Esto se hace reemplazando las largas y engorrosas direcciones de clave pública asociadas con las billeteras criptográficas con direcciones web sencillas. Unstoppable Domains permite a los usuarios crear sitios web descentralizados que se pueden cargar en el InterPlanetary File System (IPFS), que está diseñado para el almacenamiento distribuido de archivos y el intercambio de igual a igual.

BERNERS-LEE PREDICE LA TRANSFORMACIÓN DE INTERNET CON REALIDAD VIRTUAL E IA

A diferencia de los proveedores de dominios convencionales, Unstoppable Domains otorga la propiedad total sobre los dominios que los usuarios compran. En lugar del modelo de alquiler estándar, cuando adquieres un dominio criptográfico de Unstoppable Domains, es tuyo para siempre. Tienes la libertad de transferir, actualizar y conectar tu dominio con otros servicios independientemente de Unstoppable Domains.

Los dominios son compatibles con una variedad de billeteras y plataformas, incluidas Coinbase Wallet, MyEtherWallet, OpenSea y más de 50 billeteras, intercambios y dApps más. Además, se puede acceder directamente a los sitios web descentralizados creados a través de Unstoppable Domains en navegadores como Opera y Brave. O usando la extensión Unstoppable Domains en los navegadores Chrome, Firefox y Edge.

Orange Domain

Orange Domains es una iniciativa que tiene como objetivo facilitar la conexión entre el sistema tradicional de nombres de dominio de internet (DNS) y los dominios basados en la tecnología blockchain a través del protocolo Bitcoin Name System (BNS). En términos simples, Orange Domains permitirá a los usuarios registrar dominios Web3, como .btc, .id, .app, entre otros, que funcionarán como identificadores digitales en la blockchain y actuarán como un NFT (token no fungible).

Este proyecto busca cerrar la brecha entre el Web2, que es el internet que conocemos actualmente con nombres de dominio estándar, y el Web3, que representa una versión descentralizada y basada en blockchain del internet. Al combinar BNS y DNS, Orange Domains permite que los dominios de blockchain interactúen directamente con el sistema de nombres de dominio convencional, simplificando el acceso a aplicaciones descentralizadas y ampliando las posibilidades de uso no financiero de la blockchain de Bitcoin.

La intención es que con Orange Domains, las personas puedan no solo construir sitios web descentralizados, sino también asegurar una variedad de activos digitales, como finanzas, obras de arte y contratos, todo desde una solución de dominio única en la blockchain. Además, esto podría aumentar la funcionalidad del ecosistema de Bitcoin y facilitar la adopción y el uso de la tecnología blockchain en la vida cotidiana.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad