javier arrés criptoarte

Javier Arrés, ganador de la Bienal de Arte de Londres 2019, es el  pionero del criptoarte en España, una floreciente industria alimentada al calor del buen año que vivieron las criptomonedas durante el 2020. Los criptoartistas, como Javier, crean sus obras como tokens no fungibles (NFT) para poder ser vendidas y subastadas en blockchain. Al tratarse de obras digitales, podrían duplicarse hasta el infinito y su valor quedar reducido a cero. Pero las cualidades de los NFT lo impiden, demostrando su autenticidad y protegiendo los derechos de autor.

Página de Javier Arrés en MakersPlace

Los NFT permiten conocer quién ha comprado la obra, cuántas veces se ha vendido, la cantidad pagada en cada una de ellas o fraccionar la propiedad de las mismas. De tal manera que el autor también puede beneficiarse con cada una de las transacciones realizadas por los propietarios. En el criptoarte, los artistas reciben los pagos en criptomonedas. En la actualidad, casi siempre es en ether, que es la criptomoneda de la blockchain de Ethereum.

Aunque existen varias plataformas de compraventa de arte, Javier exhibe sus obras en MakersPlace. Según Cryptoart, al cierre de esta edición el valor de las obras vendidas por este artista alcanzaba los $ 466,955.98. Una cantidad que Arrés dice no corresponder con la realidad. Explica a Observatorio Blockchain que a esa cifra hay que restarle las comisiones de la página y otras cosas. «He ganado una cantidad bastante inferior, pero aun así es mucho dinero», afirma.

Tokens NFT, el año que hasta la BBC cayó rendida a su encanto especulativo

Obsesionado hasta la extenuación por el detalle, Javier pinta universos de máquinas de colores y ciudades en blanco y negro atiborradas de edificios repletos de minúsculas minucias. Un estilo tan personal que sus pinturas son reconocibles al instante. Sus ilustraciones han aparecido en las páginas de The New York Times, Corriere della Sera o en las de South China Morning Post.

Creador de todo tipo de obras: dibujos de gran formato, gifs animados y juguetes visuales, este joven artista granadino de Motril, acumula un curriculum de vértigo. Ha sido reconocido con el Choice´s Award 2017, de Creativepool; Showcase Artist en IDAF (Festival Internacional de Arte Digital) de Manchester, en 2019. Los gifs de Arrés son reconocidos en todo el mundo. De hecho, fue artista Gif destacado en la exhibición del Festival MediaLive en el Museo de Arte Contemporáneo de Boulder (BMoCA) (Colorado-EEUU), en la primera exhibición internacional de Gifs. Y artista internacional invitado en GIFFEST 2017, Singapur.

Javier Arrés y criptoarte

¿Qué te parece lo más disruptor de la tecnología blockchain en el arte?

La autenticidad. La obra original en el arte digital se hace posible. Suena a poca cosa, pero es brutal.

¿Qué te ha aportado blockchain y el criptoarte?

Me ha dado la posibilidad de vivir exclusivamente de mi arte y tener un proyecto de futuro. Me gusta que no haya un mercado dominado por opiniones, galerías o ideas mainstream. Es muy libre y te da la  oportunidad de exponer tu obra a la gente que cree en ti económicamente. Es un nexo real entre compradores y coleccionistas a nivel mundial. Con cualquier artista de cualquier nivel. También me gusta que, por fin, podemos vender nuestra obra digital de manera global.

¿Cómo empezaste con el criptoarte y cuánto tiempo llevas?

Empecé hace un año. Me lo propusieron desde la página makersplace.com. Buscaban artistas digitales con cierto renombre para su plataforma y me contactó directamente uno de los CEO de la compañía, quien me lo explicó todo.

¿Tuviste que aprender nuevas técnicas? 

No. Yo fui captado para el criptoarte cuando tenía cierto éxito internacional como artista digital y tradicional, habiendo expuesto mi obra en Singapur, Estados Unidos y Londres. También ya era ganador de la Bienal de arte de Londres 19. Mi obra ya estaba desarrollada. Todos mis trabajos digitales, incluyendo mis conocidos Visual Toys (Gif-art) se pudieron vender con todas las garantías de originalidad gracias a blockchain. Para mí, ha sido como abrir la puerta a un mercado nuevo que estaba cerrado. Yo llegué al criptoarte sin saberlo, con un montón de obra digital conocida, pero que no se había podido vender. Se exhibía y se podía adquirir por láminas físicas, pero no podía venderse igual que se vende un lienzo. Y, de repente, se juntó todo y yo estaba en el sitio adecuado.

¿Qué parte del proceso te resultó más compleja?

Es complejo entender el concepto de obra digital original mediante blockchain. Que es el original el que vendes, con una o varias copias. Al principio, te da miedo y no sabes bien cómo funciona. Pero, luego, descubres que es igual que el mercado del arte de toda la vida. Funciona igual. Lo único diferente es que tienes que instalar unas aplicaciones, vincular cuentas, formularios. También tener un wallet, un ledger, si puedes, y cuatro cosas. Es más cuestión de confianza, poner tus obras en el mercado y sí valen, seguro que las comprarán.

¿Qué diferencia hay entre crear para arte físico y arte digital?

Realmente ninguna, en lo que a creatividad, mensaje o compromiso con la obra se refiere. Son cuestiones de preferencias por las texturas, materiales y lo volumétrico. O también la logística, como llevar una obra física a Berlín. Es lo que marca la diferencia real.

¿Hay muchos españoles en el criptoarte?

La verdad que no. Que me perdone alguien si me ha escrito y no lo recuerdo, pero artista conocido, no.  Latinoamericanos, sí hay, pero españoles no me viene ninguno a la cabeza. Seguro que artistas más pequeños o sin visibilidad debe haber, pero como artista conocido solo estoy yo, a lo pionero (risas). Hay un español, que hace divulgación, Iñigo Echeverría, que creo que reside en México que me entrevistó en su canal de Youtube La cryptochela.

¿De dónde son la mayor parte de los criptoartistas ?

Creo que está un poco repartido, pero diría que domina el mundo anglosajón.

¿Cómo contarías a otros colegas artistas el significado de blockchain para el arte?

Es el cambio absoluto para el arte digital. El mercado del arte digital se ha abierto, acaba de abrir sus puertas. Está pasando y casi nadie se ha enterado. Ahora mismo hay muchos artistas digitales españoles en su casa muertos de asco que podrían estar ganando tres o cuatro veces más de lo que ganan. Pudiendo vivir donde les apetezca y haciendo lo que les gusta con mayor libertad y con un proyecto de futuro. Llegarán más españoles y más artistas, en general, pero sería bueno que llegasen pronto.

¿Con el criptoarte se gana más dinero?

Se gana mucho más, si eres un artista de nivel alto, con cierto pasado y con éxito en el mundo del arte tradicional en galería. Eso está muy valorado, aunque también hay artistas digitales con muchísimos seguidores que han encontrado en cripto su mercado. Digamos que, si eres el número uno del arte tradicional, ganas muchísimo, pero muchísimo más que el número uno del cripto. Pero el artista de galería nivel medio/alto casi seguro que podría ganar más con el arte cripto.

Según cryptoart, en todo este tiempo has vendido 160 obras y has ganado más de 400.000 dólares ¿crees que otros artistas menos conocidos podrían vivir del criptoarte?

Esa cantidad no se corresponde con la realidad. Faltan las comisiones de la página y deben estar incluidas reventas posteriores. He ganado una cantidad bastante inferior, pero aun así es mucho dinero. Creo que para artistas menos conocidos es su gran oportunidad. Aún así, deben intentar siempre estar en todos los frentes. Pero sin duda, el criptoarte les puede proporcionar unas ventas que, aunque no les reporten mucho dinero, sí les da la motivación para seguir. Mi consejo es llegar con un estilo lo más desarrollado posible y no tener prisa.

¿Quién es el artista más cotizado?

Diría que Beeple o Muratpak y quizá Trevor Jones. Yo no ando lejos (risas)

¿De dónde son tus compradores, principalmente?

Generalmente, de Estados Unidos, Alemania, Inglaterra, Francia. De todo el mundo, pero ninguno de España. Todas las compras son a través de la web, que en mi caso es makersplace; pero hay más.

A las personas que les vendes tu obra ¿les entregas también una obra física o es sólo digital?

Ahora mismo sólo digital. Ellos se llevan la obra digital subida a blockchain, pero a veces también se acompaña de un marco digital, que debe ir firmado o autenticado de algún modo como único por el artista. Yo tengo una venta prevista de obras en marco digital en un futuro.

¿Cómo explicarías que la gente se gaste tanto dinero en coleccionar arte digital?

El arte es una inversión de las más seguras a largo plazo. Si lo comparamos con lo que valdrá dentro de unos años, lo que se están gastando ahora nos parecerá muy poco. Los que compran ahora saben que estamos en los comienzos de un mercado de arte nuevo y están comprando porque saben que luego llegarán las galerías y los museos y ellos tendrán alguna joya. Hace poco, Sothebys se interesó por Twitter por el criptoarte. Empiezan a mirar y preguntarse qué pasa ahí. Ahora es el momento de comprar.

¿Cómo crees que cambiará blockchain las industrias culturales y creativas?

Cambiarán mucho las digitales en ambos campos. Conozco mejor cómo afectará en el arte que en otras áreas. El hecho de poder crear una autenticidad real en todo lo cultural ayudará mucho a todos los creadores. El reconocimiento de los créditos de cada uno en la creación de las obras, la usurpación de éxitos o mentiras en las participaciones en las creaciones desaparecerán. Todo quedará retratado. Es casi lo más parecido a la verdad absoluta en cuanto a la autenticidad y sello de garantía del creador de obras.

¿Y al periodismo? ¿imaginas periodistas, reportajes o artículos tokenizados?

Los habrá, por supuesto. Realmente no podemos ni imaginar todavía, pero seguro que habrá muchos periodistas que encontraran ahí una vía para poder sufragar su libertad para hacer periodismo.

¿Imagino que todo lo que está sucediendo repercutirá en los museos del futuro, ¿cómo los imaginas?

Tendrán muchas, muchas pantallas. Mucho arte digital, proyecciones en 3d. Muchas naves de los museos serán en realidad virtuales por la necesidad, no de espacio físico, sino por la necesidad de espacio virtual específico para albergar obra digital. Va a ser genial y muy divertido.

La pandemia también ha acelerado todo esto, la gente puede disfrutar del arte sin salir de casa ¿crees que el futuro del arte puede ir por ahí?

Va por ahí. Personalmente, me gustaría ver la Capilla Sixtina a máxima realidad y sin estar rodeado de tantísima gente. Estar todo el tiempo que quiera sin prisas y también me gustaría poder acercarme subiendo por un andamio y encontrarme allí con Miguel Ángel trabajando y preguntarle cosas.

¿Las exposiciones de arte virtual sucederán en espacios físicos o virtuales?

En metaversos como Decentraland o CryptoVoxel, mundos de realidad virtual basados en NFT hay muchas galerías y museos con muchas visitas virtuales. La obra digital puede exponerse allá donde se pueda y quiera. Se puede proyectar en un edificio o en un muro. La decisión es del artista. Simplemente, las posibilidades en el mundo virtual son otras y son muy interesantes para explorarlas. Podría ser una fusión de ambos. Cualquier cosa, pero el arte digital/virtual estará presente.

Tengo la sensación de que hay bastante menos mujeres que hombres ¿es cierto?

Personalmente, hice una colaboración con Katy Arrington, que es muy buena, y le va bastante bien. Colaboración que fue un éxito, por cierto. Pero sí, hay pocas. No sabría decirte el motivo, pero lo que te aseguro es que llegarán más. Para mí, estamos en el principio completamente y queda mucho. Es solo cuestión de que no hay difusión para que los artistas exploren el criptoarte, que no es más que vender su obra digital, ponerla en el mercado. Da igual el sexo, yo hablo con artistas de ambos sexos y la igualdad es total en su desconocimiento y cierta desconfianza.

Este año parece que va a ser el boom de los NFTs, ¿cómo crees que va repercutir en el sector?

En el arte va ser brutal. Las ventas se van a disparar y el criptoarte como inversión de alta rentabilidad saldrá muy reforzado.

*Foto de la página de Javier Arrés en MakersPlace

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por Covadonga Fernandez

Directora de Observatorio Blockchain

Un comentario en «Javier Arrés, ganador de la Bienal de Arte Londres 2019, pionero del criptoarte»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 42,525.00
  • ethereumEthereum (ETH) $ 2,941.11
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • cardanoCardano (ADA) $ 2.13
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 23.77
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 148.43
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 495.24
  • stellarStellar (XLM) $ 0.272592
  • tezosTezos (XTZ) $ 5.96
  • moneroMonero (XMR) $ 239.25
  • eosEOS (EOS) $ 3.85
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad