ISO trabaja en redacción de informe técnico sobre gestión documental y blockchain

ActualidadEventosUltimas noticias

Written by:

ISO trabaja ya en la redacción de un informe técnico sobre gestión documental y blockchain. Los encargados de llevar a cabo el trabajo son los subcomités técnicos de gestión documental y blockchain.

La noticia la adelantó en el Congreso Nacional de Archivo y Documento Electrónico (CNADE) Carlota Bustelo, especializada en gestión documental. Bustelo precisó que la Organización Internacional de Normalización y Estandarización será quien lleve a cabo el trabajo en un plazo máximo de dos años.

Gerardo Bustos, presentando a las ponentes

Bustelo participó junto a Covadonga Fernández, directora de Observatorio Blockchain, en el debate: “Tecnologías disruptivas y otras tendencias en gestión documental, hacia una nueva forma de hacer Administración”. Las ponentes fueron presentadas por Gerardo Bustos Pretel, subdirector general del Ministerio de Hacienda y miembro de CNADE. Ambas debatieron acerca de los usos y limites de blockchain en la gestión documental.

Transparencia y eficacia

En su turno de intervención, Bustelo precisó que frente a las cuatro características de un documento fidedigno: autenticidad, fiabilidad, integridad y usabilidad, blockchain ayuda a reforzar algunas. Sin embargo, también plantea nuevos retos que deben resolverse acompañando a la tecnología, dijo.

También te puede interesar: Los participantes del I LegalBlockchain reclaman un marco regulatorio para esta tecnología

Respecto a la aplicación de blockchain en la Administración, Fernández indicó que muchos de los servicios que ofrecen hoy las administraciones podrán ser desintermediados por estas tecnologías. Lo que simplificará la manera en que los usuarios se relacionan con las administraciones. Fernández precisó que los procesos serán mucho más sencillos, transparentes y eficientes.

Gerardo Bustos y Carlota Bustelo conversando con una de las asistentes al Congreso

Así, aludió a los servicios relacionados con la recaudación de impuestos, certificación de documentación, registros de propiedad, concesión de ayudas o voto electrónico. “Blockchain aportará mayor transparencia a todos ellos”, dijo.

También indicó que mucha de la burocracia que rodea a estos servicios podrá aligerarse mediante el uso de contratos inteligentes, automatizándose muchas tareas y procesos.

Definir qué se sube a la blockchain

Sobre el tipo de información que debe subirse a la cadena de bloques en los proyectos de gestión documental, Bustelo indicó que lo primero que hay que hacer es definir qué tipo de información es el que se sube a la blockchain. ¿La propia información del contenido del documento, lo que se llamaría “on chain”, o solamente las pruebas de integridad o alguna otra información renderizada, lo que se llamaría “off chain”?, interrogó Bustelo.

Dependiendo del proyecto, el objetivo o el propósito y del conjunto de la información a tratar, lo adecuado puede ser una u otra, precisó la experta en gestión documental. No obstante, apuntó que aún existen algunos otros aspectos a resolver.

Entre los primeros que se están discutiendo, citó la jurisdicción bajo la cual la cadena de bloques opera, ya que la legislación puede ser diferente. También se refirió a la protección de datos personales de acuerdo a la legislación vigente.

Gestión de la destrucción

La identificación de los agentes, que produce la fiabilidad, y que en la cadena de bloques debe de acompañarse de sistemas de identificación, fue otro de los aspectos citado por la experta. Finalmente, añadió el relacionado con la gestión de la destrucción siguiendo los calendarios de conservación. Éste, argumentó, va en contra de la propia filosofía de esta tecnología.

Sobre cómo puede afectar blockchain a los documentos y a los archivos, que es donde se guardan los documentos, Fernández se refirió a blockchain como el gran archivo del mundo. De hecho, añadió que algunos de esos documentos, como las titulaciones universitarias, ya se están registrando en blockchain.

La directora de Observatorio Blockchain habló de documentos inteligentes, con vida propia, a los que se podrá  programar a través de contratos inteligentes. Y habló de tres tipos de documentos: los que se autodestruirán cuando logren cumplir los cometidos para lo que fueron programados.

Guardar los tuits del Gobierno

Los que vigilen el cumplimiento de las normas y los que permanezcan como testigos mudos de la historia, para disfrute y uso de las generaciones venideras.

Fernández también se refirió a la conveniencia de guardar los tuits de la cuenta del Gobierno de España. Algo que ya hace el Gobierno de Reino Unido a través de los Archivos Nacionales. Esta institución presume de guardar 1.000 años de historia. Desde el testamento de Shakespeare hasta los citados tuits de Downing Street.

Dirigido por  por Miguel de Bas, el Congreso se celebró durante los días 4 y 5 de Febrero en Leganés, y congregó a numerosos expertos y a cientos de personas de diferentes puntos de España.

Síguenos en nuestro canales de Telegram y Twitter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *