Europa reta a los actores de las finanzas descentralizadas (DeFi)
Europa reta a los actores de las finanzas descentralizadas (DeFi)

Europa reta a los actores DeFi a mostrar su descentralización

Europa reta a los actores de finanzas descentralizadas (DeFi) a mostrar su descentralización y transparencia. Así se pone de manifiesto en un documento redactado por el Departamento para Políticas Económica, Científica y de Calidad de Vida, a petición del Comité de Economía y Asuntos Monetarios (ECON), en el que se marcan los retos regulatorios de la UE con respecto a las finanzas digitales.

Europa DeFi

El informe, titulado: «Remaining regulatory challenges in digital finance and cryptoassets after MiCA», tiene muchas líneas de interpretación. Una de ellas, como se ha apuntado aquí es la propia señalización del camino regulatorio futuro. Otra, nada desdeñable, toma como punto de partida los distintos casos que, según su interpretación, han derivado en el criptoinvierno. En este caso pone el foco en la falta de transparencia y mala actuación en su gestión. Desde aquí, el objetivo es doble: proteger a clientes e inversores; y, por otro lado, evitar que las crisis en el sistema cripto contaminen el conjunto del sistema financiero. Pero, además, el texto constituye una especie de diálogo implícito con los marcos ideológicos que promueven las finanzas centralizadas, en particular, y la industria cripto, en general.

Desde esta última línea de interpretación, lo que viene a decir el informe puede sintetizarse en los siguientes puntos.

A) los mercados financieros de los criptoactivos han generado pérdidas muy cuantiosas: el texto se teje sobre los miles de millones perdidos.

B) tales pérdidas han afectado al sistema financiero tradicional, especialmente a través los bancos que han estado expuestos a las criptomonedas, lo que puede terminar afectando al conjunto de la economía.

C) Es cierto que ha habido casos muy llamativos (Terra/Luna, FTX) muy vinculados a una falta de control, responsabilidad, transparencia y, en definitiva, mala o fraudulenta gestión.

D) y seguramente más importante, esos problemas que están detrás de los casos más llamativos cabe proyectarlos en el conjunto del sistema de las finanzas descentralizadas. Desde este último punto es desde donde se establece el diálogo directo con el marco ideológico de las finanzas descentralizadas.

Mismos riesgos, mismas reglas

Su expresión es clara: “En contra de los argumentos de los proponentes de las DeFi…”. A partir de aquí, se expone una serie de puntos:

El primero: los riesgos en el sistema financiero cripto no son distintos de los riesgos del sistema financiero tradicional. Apuntan riesgos derivados de: conflictos de intereses por la derivación de funciones a una red de intermediarios, uso de apalancamientos escondidos en los préstamos cripto y en el staking, o concentración de riesgos. Razonamiento que lleva al documento a enarbolar el principio de: mismos riesgos, mismas reglas.

En este primer diálogo ideológico se va directamente al corazón de las DeFi. Los casos analizados de los que parte (Terra/Luna, FTX y bancarrotas vinculadas a las DeFi) sirven para oponer una descentralización manifestada como propuesta y una centralización observada y real. A pesar de la apariencia de descentralización, se observan prácticas de centralización. Además, se trataría de una centralización menos transparente y controlada, que permite, como poco, la mala gestión. 

Aparente descentralización

El segundo diálogo contra la descentralización atiende a los problemas que la propia descentralización genera. Alude directamente a las externalidades y responsabilidades del funcionamiento descentralizado. Aunque subraya, entrecomillando lo de aparentes “plataformas enteramente descentralizadas”.

Se pregunta, por ejemplo, cómo se garantiza el cumplimiento de las normas con respecto a los clientes de la UE. O cómo se responde de la continuidad de la compañía en caso de insolvencia o crisis generalizada en el mercado cripto.

También, dentro de las externalidades, se pregunta cómo se responde de las externalidades medioambientales y el cumplimiento de las normas promulgadas bajo el Reglamento de Divulgación de Información sobre Finanzas Sostenibles (SFDR). Este reglamento,  establecido en marzo de 2021 por la Comisión Europea, obliga al sector financiero a la divulgación en materia ambiental y social.

Turno de respuesta de las DeFi en Europa

El documento, que se presenta como una exposición de los retos regulatorios que tiene la UE con relación a los criptoactivos, lanza también otros retos. Reta directamente a los actores y operadores de las finanzas descentralizadas. Es el turno de respuesta de éstos.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad