Julian Assange, WikiLeaks y Bitcoin: Una historia de transparencia, privacidad y lucha en la era digital
Julian Assange, WikiLeaks y Bitcoin: Una historia de transparencia, privacidad y lucha en la era digital

La relación entre Assange, WikiLeaks, Bitcoin y los cypherpunks

La conexión entre Assange y Bitcoin se remonta a los inicios de la criptomoneda y al movimiento Cypherpunk. El programador y periodista australiano, conocido mundialmente por fundar WikiLeaks, lleva días ocupando los titulares de los medios de comunicación de todo el mundo tras su salida de una cárcel británica. Assange alcanzó la libertad tras llegar a un acuerdo con el gobierno de los Estados Unidos y declararse culpable de un delito de violación de la Ley de Espionaje.

El programador se convirtió en figura polémica en 2010, cuando WikiLeaks comenzó a publicar miles de documentos clasificados del gobierno de EEUU, donde se exponían asuntos delicados para el país. Por tales actos, Assange fue acusado de espionaje y perseguido por Estados Unidos. Antes de ser arrestado en 2019 y permanecer cinco años en la prisión de alta seguridad de Belmarsh (Reino Unido), Assange pasó siete años encerrado en la embajada ecuatoriana en Londres.

Durante todo este tiempo, Assange, que ha tenido que enfrentarse a un proceso legal por el que podría haber sido condenado a más de 175 años de cárcel, ha contado con el apoyo de una gran comunidad. Entre los miembros de dicha comunidad se encuentran cypherpunks y crypto-entusiastas, que han apoyado a Assange con más de 50 millones de dólares en donaciones para que pudiera protegerse legalmente de las acusaciones de EEUU. Ahora, tras su salida de prisión, es aplaudido por su labor y sacrificio.

EUROPA PONE EN PELIGRO LA PRIVACIDAD DE NUESTROS CHATS CON UNA LEY

Julian Assange, WikiLeaks y Bitcoin

Como decimos más arriba, el calvario de Assange comenzó cuando empezó a difundir material clasificado y cables diplomáticos del Gobierno de EEUU en WikiLeaks, un sitio web creado en 2006. Assange creó WikiLeaks para poner en valor la transparencia gubernamental y corporativa, necesaria para una sociedad libre y democrática. Las publicaciones generaron admiración y controversia a partes iguales. Los defensores consideran que Assange es un héroe de la libertad de prensa y los críticos argumentan que sus acciones ponen en peligro la seguridad nacional.

El funcionamiento de WikiLeaks era bastante sencillo: si eras un filtrador, solo debías ir a la Web de WikiLeaks, descargar el manual operativo para hacer una filtración segura (un manual con consejos y tips, para usar criptografía y proteger tu identidad como filtrador). Finalmente, Assange y su equipo revisaban el material, su relevancia y decidían su publicación

Fácil de usar y con gran éxito

Su facilidad de uso y la confianza que ofrecía el equipo de Assange convirtió a WikiLeaks en uno de los principales espacios de filtración de datos en todo el mundo, superando a plataformas como Cryptome. Entre las principales filtraciones de WikiLeaks podemos mencionar:

  • Diciembre de 2006: Manual de operaciones del Campo de detención de la Bahía de Guantánamo.
  • Marzo de 2008: Procedimientos operativos estándar para el trato a los detenidos en Guantánamo, que revelaban prácticas de tortura.
  • Julio de 2008: Mensajes internos de la Iglesia de la Cienciología, que dio origen a la guerra de Anonymous y 4chan contra la Iglesia de Cienciología y su principal figura: el actor de Hollywood, Tom Cruise.
  • Septiembre de 2008: Lista de miembros del Partido Nacional Británico (BNP).
  • Noviembre de 2009: Correos electrónicos del banco suizo Julius Baer que revelaban evasión fiscal.

Años de mayor actividad

  • Abril de 2010: Video «Asesinato colateral». Mostraba a civiles y periodistas asesinados por fuerzas estadounidenses en Irak.
  • Julio de 2010: Registros de la Guerra de Afganistán. Más de 90.000 documentos revelaban información sobre víctimas civiles y operaciones militares.
  • Octubre de 2010: Registros de la Guerra de Irak. 400.000 documentos mostraban información similar a la de los registros de Afganistán.
  • Noviembre de 2010: Filtración de cables diplomáticos de Estados Unidos
  • 2011-2013: Publicación de archivos relacionados con la Primavera Árabe, incluyendo correos electrónicos de gobiernos de Túnez y Siria.
  • 2012-2017: Publicación de archivos de «The Global Intelligence Files». Documentos internos de la empresa de inteligencia privada Stratfor.
  • 2015-2016: Difusión de correos electrónicos del director de la CIA, John Brennan.
  • 2016-2017: Publicación de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata (DNC) y del jefe de campaña de Hillary Clinton, John Podesta, durante las elecciones presidenciales de Estados Unidos.
  • 2017: Publicación de «Vault 7». Los documentos revelaban herramientas de hacking de la CIA.

Todas estas filtraciones dan una idea del enorme impacto de WikiLeaks en la política, la diplomacia y la percepción pública de la vigilancia gubernamental y corporativa del mundo.

El vínculo con Bitcoin: Cypherpunks y la lucha por la libertad en la era digital

El éxito y alcance de WikiLeaks nos lleva a preguntarnos cómo lo logró. La respuesta más corta es: usando cifrado y criptomonedas. Es aquí donde nace la conexión entre Assange y Bitcoin, una conexión que se remonta a los inicios de la criptomoneda y al movimiento Cypherpunk.

Recordemos que los Cypherpunks, un grupo de activistas digitales de la década de los 90, abogan por el uso de la criptografía para proteger la privacidad y la libertad individual en el mundo digital. Bitcoin, con su naturaleza descentralizada y resistente a la censura, representa muchos de los ideales de los Cypherpunks. De ahí, su buena aceptación en dicha comunidad. De hecho, Assange es un cypherpunk. Todo su trabajo lo ha construido sobre las bases ideológicas de este grupo de personas. 

Assange y WikiLeaks se vieron sometidos a una enorme presión financiera y económica. Se congelaron sus cuentas bancarias y tampoco podían hacer uso de PayPal o cualquier otra plataforma digital de donaciones para poder mantener su trabajo. Fue entonces cuando Bitcoin se convirtió en alternativa. En 2010, WikiLeaks comenzó a aceptar donaciones en bitcoin, convirtiéndose en una de las primeras organizaciones importantes en hacerlo. Esta decisión, además de proporcionar a WikiLeaks una línea de financiación crucial, destacó el potencial de Bitcoin como herramienta para eludir la censura financiera y promover la libertad en la era digital.

CRYPTOWARS, BLOCKCHAIN Y CORONAVIRUS, LA LUCHA POR LA PRIVACIDAD CONTINÚA

Las Crypto Wars: debate sobre privacidad y control de información

La historia de Assange, WikiLeaks y Bitcoin también está intrínsecamente ligada a las Crypto Wars, un conflicto ideológico y tecnológico centrado en el control de la información en la era digital, que aún está en curso. El conflicto enfrenta a dos bandos con visiones opuestas sobre el equilibrio entre seguridad y privacidad.

Por un lado están los gobiernos y agencias de inteligencia, quienes argumentan que necesitan acceso a datos cifrados para combatir el terrorismo, el crimen organizado y otras amenazas a la seguridad nacional. Esta premisa la podemos ver en medidas como las que la Unión Europea está impulsando para terminar con el abuso infantil. En la actualidad, la UE está preparando el camino para aprobar la conocida como Ley de Control de Chats. Una norma enfocada en que los estados de la UE tengan acceso total a los mensajes que enviamos desde las aplicaciones de mensajería. Incluso, si están cifrados.

Los gobiernos y agencias de inteligencia dicen los siguiente:

  • Acceso a información crucial: El cifrado fuerte puede dificultar las investigaciones al impedir el acceso a comunicaciones y datos relevantes de sospechosos.
  • Protección de la seguridad nacional: La incapacidad de acceder a datos cifrados podría permitir que terroristas y criminales operen con impunidad.
  • Responsabilidad y regulación: Algunos gobiernos buscan implementar leyes que obliguen a las empresas tecnológicas a proporcionar acceso a datos cifrados cuando se solicite legalmente.

Defensores de la privacidad

Los defensores de la privacidad, expertos en seguridad informática, activistas de derechos digitales y empresas tecnológicas advierten que debilitar el cifrado pondría en riesgo la privacidad y seguridad de todos los usuarios de internet:

  • Debilitamiento de la seguridad general: Las «puertas traseras» o debilidades en el cifrado creadas para el acceso gubernamental podrían ser explotadas por actores maliciosos.
  • Efecto paralizante en la libertad de expresión: El miedo a la vigilancia podría disuadir a periodistas, activistas y ciudadanos comunes de expresarse libremente en línea.
  • Impacto económico negativo: Debilitar el cifrado podría socavar la confianza en las tecnologías digitales y afectar negativamente al comercio electrónico y la innovación.
  • Derecho fundamental a la privacidad: Argumentan que la privacidad es un derecho humano fundamental que debe protegerse en el mundo digital.

CryptoWars, Cypherpunks y WikiLeaks

Mucho del trabajo de WikiLeaks no hubiera sido posible sin que las criptomonedas como Bitcoin, no hubieran tenido éxito. Los defensores de la libertad en las CryptoWars también desempeñaron un papel clave. En primer lugar, porque plataformas como WikiLeaks solo son posibles gracias al acceso a sistemas de cifrado seguros que permiten proteger las fuentes y la información confidencial que se publica. Sin cifrado, no hay seguridad ni privacidad y la Primera CryptoWars nos dio esta valiosa herramienta. Assange ha sido un gran defensor del cifrado y la privacidad, considerándolos herramientas esenciales para la libertad de prensa y la lucha contra la censura. Unos ideales que los Cypherpunks han mantenido y protegido durante años.

MONERO, LA ÚNICA PRIVACIDAD QUE RESISTE AL EFECTO SAMOURAI WALLET

Un conflicto de mucho tiempo

¿Cuándo comenzó todo esto? ¿Cómo Julian Assange y WikiLeaks son el resultado de toda esta historia?  Las Crypto Wars no tienen un inicio claramente definido. Se han desarrollado a lo largo de más de 50 años. Así, podemos identificar algunos momentos clave que marcaron el comienzo de este conflicto y su transformación hasta la actualidad:

Inicios (Década de 1970 – 1990)

  • Surgimiento de la criptografía moderna: El desarrollo del algoritmo de cifrado DES (Data Encryption Standard) en la década de 1970 y el algoritmo RSA en 1977 sentaron las bases para la criptografía moderna y su uso fuera del ámbito militar.
  • Primeras tensiones: A medida que la criptografía se volvía más accesible surgieron las primeras tensiones entre gobiernos, que buscaban controlar su uso, y defensores de la privacidad, que abogaban por su libre acceso.
  • Caso «Clipper Chip» (1993): La administración Clinton propuso un chip de cifrado con una «puerta trasera» para que las agencias de inteligencia pudieran acceder a las comunicaciones. La propuesta generó una fuerte oposición y finalmente fue abandonada.

Escalada del conflicto (Década de 1990 – 2000):

  • Auge de Internet: La expansión de Internet y las comunicaciones digitales aumentó la importancia de la criptografía para proteger la privacidad y seguridad de la información.
  • El caso PGP: Phil Zimmermann creó Pretty Good Privacy (PGP), un software de cifrado de correo electrónico fácil de usar, lo que provocó la ira del gobierno de Estados Unidos. Zimmermann fue investigado por «exportar armas» sin licencia.
  • Debate sobre la exportación de criptografía: Los gobiernos impusieron restricciones a la exportación de tecnologías de cifrado, considerándolas armas. Este debate se centró en el equilibrio entre seguridad nacional y libertad de expresión.

Crypto Wars en la era post-11S y actualidad (2001 – 2024):

  • Aumento de la vigilancia masiva: Tras los atentados del 11 de septiembre de 2001, muchos gobiernos aprobaron leyes que ampliaban sus poderes de vigilancia, lo que reavivó el debate sobre la privacidad y el cifrado.
  • Surgimiento de nuevas tecnologías: La aparición de tecnologías como las VPN, Tor, el cifrado de extremo a extremo en aplicaciones de mensajería y las criptomonedas plantearon nuevos desafíos para la vigilancia gubernamental.
  • Casos de alto perfil: El caso de Edward Snowden (2013) reveló la magnitud de la vigilancia masiva por parte de la NSA, mientras que el caso de Apple vs. FBI (2016) puso de manifiesto la batalla legal entre empresas tecnológicas y gobiernos por el acceso a datos cifrados.
  • Actualidad: Las Crypto Wars continúan hoy en día, con gobiernos de todo el mundo intentando debilitar el cifrado e intentado implementar leyes que les otorguen más poderes de vigilancia. Mientras tanto, defensores de la privacidad y expertos en advierten sobre los peligros de estas medidas para la seguridad y los derechos humanos.

Las Crypto Wars han evolucionado desde un debate técnico sobre la exportación de criptografía a un conflicto global sobre el equilibrio entre seguridad y privacidad en la era digital. El debate se ha intensificado a medida que la tecnología ha avanzado y la información se ha vuelto más central en nuestras vidas. El resultado de este conflicto tendrá un impacto duradero en la forma en que vivimos, trabajamos y nos comunicamos en el futuro.

Un legado complejo

En definitiva, podríamos decir que la relación entre Julian Assange, WikiLeaks y Bitcoin es un reflejo de las tensiones y los desafíos que enfrenta la sociedad en la era digital. La búsqueda de la transparencia, la privacidad y la seguridad a menudo entran  en conflicto, planteando preguntas difíciles sobre el equilibrio adecuado entre estos valores fundamentales.

Si bien el futuro de Assange sigue siendo incierto, su caso y el de WikiLeaks han puesto de manifiesto la importancia de proteger la libertad de prensa, el derecho a la privacidad y la necesidad de un debate público informado sobre el papel de la tecnología en la sociedad. Bitcoin, por su parte, continúa desafiando al sistema financiero tradicional y se ha convertido en un símbolo de la resistencia a la censura y la búsqueda de la libertad financiera.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad