Nirvana Cloud, un competidor para AWS y Google en Web3
Nirvana Cloud, un competidor para AWS y Google en Web3

Nirvana Cloud, un competidor para AWS y Google para Web3

Nirvana Cloud, un servicio de cloud computing Web3 nativo, busca hacerse un espacio en el sector de la computación en la nube o cloud computing, una de las áreas de mayor crecimiento en el mundo blockchain. Gigantes computacionales como Google, Microsoft, Amazon Web Service, IBM, Oracle o Alibaba, han destinado grandes recursos a atender las necesidades de las empresas y desarrollos Web3 en cuanto a acceso a computación, almacenamiento y redes de alto rendimiento, para hacer frente a la cada vez mayor masa de usuarios de este tipo de aplicaciones. Algo de lo que nos hemos hecho eco en Observatorio Blockchain.

No obstante, el cloud computing para Web3 es un sector que aún tiene muchas oportunidades inexploradas y mucho espacio para crecer y es aquí donde Nirvana Cloud hace su entrada. En este aspecto, Nirvana se muestra como un serio competidor contra las nubes conocidas. Sin duda, un indicativo de que el sector Web3 evoluciona a pasos agigantados.

Nirvana Cloud Web3

Nirvana Cloud es un proveedor de servicios en la nube nativo de Web3 diseñado para reducir la centralización en la nube y promover una infraestructura descentralizada, especialmente en regiones desatendidas. Su pila de hardware está optimizada para un procesamiento de datos eficiente, adaptado específicamente para cargas de trabajo de Web3. Esto le permite lograr un mayor rendimiento y un procesamiento de datos rápido para aplicaciones exigentes.

Con todo esto, Nirvana Cloud quiere convertirse en un centro de desarrollo de aplicaciones Web3 de alto rendimiento. Para lograrlo, ha desarrollado toda una infraestructura alrededor de un sistema de virtualización ultraligero, junto con una capa de red avanzada definida por software. En la actualidad, Nirvana Cloud ofrece acceso a potentes equipos en la nube, con una velocidad y latencia muy superiores a opciones como AWS y Google Cloud, con el mismo rango de precios.

La compañía afirma que su modelo establece un nuevo estándar, al reemplazar los centros de datos centralizados masivos con una red distribuida globalmente de Puntos de Presencia (PoP).

Las Big Tech deben cumplir desde hoy la Ley de Mercados Digitales de la UE

Características únicas

La propuesta de servicios que Nirvana Cloud ofrece a los desarrolladores es muy flexible y está llena de características únicas. En primer lugar, brinda una infraestructura de baja latencia y alto rendimiento. La arquitectura de esta compañía está diseñada para minimizar los costes operativos, garantizando un procesamiento rápido de datos para aplicaciones exigentes. Su pila de hardware optimizado incluye opciones de CPU seleccionadas que destacan en la resolución rápida de ecuaciones criptográficas complejas.

Esto permite que exista una enorme optimización en el uso y coste de ancho de banda. Nirvana Cloud es capaz de optimizar el enrutamiento de datos, reduciendo transferencias redundantes y maximizando la utilización del ancho de banda. Gracias a ello, las aplicaciones desplegadas en Nirvana pueden comunicarse muy rápidamente, además de contar con muy baja latencia, habilitando un uso en tiempo real de las mismas y otorgando una mejor experiencia a los usuarios.

Acceso a hardware de forma más directa

Un punto a destacar especialmente en las nubes computacionales es que la mayoría de ellas hacen un uso intensivo de software para virtualizar y otras capas de software para manejar recursos. De esta manera, un solo servidor en la nube (ej: Google Cloud) puede ejecutar varias computadoras virtuales y ofrecerlas como servicio a quienes las necesiten. Esto es perfecto para usar al máximo los recursos computacionales, pero puede tener graves consecuencias en el rendimiento, especialmente cuando dicha virtualización y demás servicios no están bien optimizados o tienen severas limitaciones de rendimiento.

En este caso, Nirvana ofrece una experiencia diametralmente opuesta. Su plataforma cuenta con una virtualización mínima. Esta compañía prioriza el acceso directo al hardware, minimizando las capas de virtualización, garantizando un menor tiempo de latencia de almacenamiento y un rendimiento casi nativo del hardware subyacente.

Esto se traduce en una mejor escalabilidad de CPU y RAM, lo que permite a las aplicaciones ajustar los recursos en tiempo real para un rendimiento consistente. En consecuencia, las aplicaciones en Nirvana Cloud pueden contar con los recursos que necesitan, manteniendo su operativa de forma estable, incluso en momento de alta demanda o tráfico.

Centrada en Web3

El enfoque específico para Web3 de la empresa, permite a esta red especializarse en cargas de trabajo de Web3, lo que lo hace más adecuado y rentable para aplicaciones intensivas en energía, en comparación con los servicios generales de AWS y Google Cloud. Esto es importante por dos cosas: en primer lugar, es más sencillo desarrollar y desplegar aplicaciones en plataformas que ya tienen todo preparado para el mundo Web3. En segundo lugar, permite una operativa mucho más económica. Según un analista de Blockworks, Nirvana Cloud cuesta un 19,5% menos que AWS y un 26,91% menos que Google Cloud Platform al mes, para una configuración con dos CPU virtuales y 8 gigabytes de RAM.

Además, Nirvana ofrece soporte completo para los estándares de ciberseguridad SOC2, SOC3, e ISO27001, lo que la convierte en un espacio perfecto para desplegar aplicaciones que buscan apegarse a los más estrictos controles de calidad y de regulación.

La apuesta de Google Cloud por el blockchain empresarial 

Un ejemplo práctico

¿Por qué sería mejor usar Nirvana Cloud en lugar de AWS o Google Cloud? ¿Cuál sería el atractivo de este servicio?

Hagamos un ejemplo práctico de costes entre Nirvana Cloud y Google Cloud para ver las diferencias. Los precios de servicio de Google Cloud pueden encontrarse en este enlace. Teniendo esos precios como referencia, un despliegue básico (con 8 máquinas virtuales adaptadas al sector) de un servicio Web3 basado en Ethereum puede fácilmente costar unos 25 mil dólares al mes. En Nirvana, el coste de ese mismo despliegue es de un coste de 8.600 $ al mes, incrementándose solo en caso de que necesites agregar más potencia o almacenamiento, algo que en Google igual termina disparando los precios.

Nirvana Cloud destaca también ofrece soporte multicadena, permitiendo desplegar nodos de blockchain con un solo clic y que todas las opciones sean escalables. Además, muchos de los servicios de Nirvana tienen un Tier gratuito para ver el potencial del servicio y poder probar así sus capacidades reales.

 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad