Walmart revoluciona el consumo con su criptomoneda y los drones con horno basados en blockchain

ActualidadEmpresasHistoriasUltimas noticias

Written by:

Walmart, el gigante estadounidense de la distribución minorista, ha diseñado un ambicioso plan basado en tecnologías blockchain para reinventarse a lo grande. Al menos, así se desprende de la cantidad de patentes basadas en la cadena de bloques que sus directivos han registrado en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO).

Ayer mismo, la USPTO publicó las patentes para la creación de una criptomoneda, un sistema para devoluciones al por menor utilizando blockchain, un método de comunicaciones drone-drone usando blockchain, un sistema para la seguridad de entrega de pedidos utilizando la cadena de bloques y un servicio para recibir recetas electrónica para pacientes verificadas con blockchain.

Vinculada al dólar

Un mes antes, el 4 de julio, según recoge el portal Justia Patens, la compañía de distribución obtuvo patentes para desarrollar drones para cocinar y entregar alimentos con un horno dentro y rastrear la entrega del alimento con blockchain. En la misma fecha, Walmart obtuvo el visto bueno para un sistema para crédito biométrico basado en la cadena de bloques.

Respecto al lanzamiento de su criptomoneda, el gigante estadounidense de los supermercados, que a partir de 2019 exigirá a todos sus proveedores de productos alimentarios hacer uso del software blockchain Food Trust, desarrollado por IBM, indica en el apartado de descripción detallada de la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos que dicha moneda digital “puede estar vinculada al dólar estadounidense y su uso estar disponible solo para minoristas o socios seleccionados

Walmart también apunta que, en otras ocasiones, el uso de la criptomoneda puede estar disponible para cualquier cosa:

“La moneda digital permite almacenar saldos disponibles para ser gastados, libres de cargos o con un costo mínimo  Por ejemplo, para los minoristas, pueden convertirlo fácilmente en efectivo, si es necesario. Tales cuentas podrían incluso generar intereses. La moneda digital puede estar vinculada a una moneda nacional, como el dólar estadounidense, por lo que los fondos se pueden ingresar o retirar fácilmente”.

No obstante, los redactores del documento dejan abierto que su valor pueda “estar vinculado a otras monedas digitales”.

Eliminar tarjetas de crédito y débito

Los autores del texto de la patente también argumentan que, con su uso, los hogares con ingresos bajos y a quienes los servicios bancarios pueden resultarles costosos, “pueden tener una forma alternativa de gestionar sus rentas en una institución que puede satisfacer la mayoría de sus necesidades financieras y de productos del día a día”. 

El planteamiento de Walmart para su criptomoneda va más allá del mero uso para compras. Así, plantea una plataforma abierta para compras y para trabajo de crowdsource, que puede convertir a los consumidores en prosumidores:

“Los clientes pueden comprar productos para sus hogares y para otros, entregar productos a otros o realizar trabajos de crowdsource. Por ejemplo, convertirse en técnico de reparación durante unas horas, un asociado durante unas horas o un comprador que adquiere productos en nombre de otro. Esto se puede hacer sin problemas a través de un ecosistema de moneda digital. Este ecosistema se puede combinar con un tablero de trabajo donde los clientes potenciales y otros pueden publicar solicitudes y ofertas de trabajo”. 

Walmart también refleja en el documento de la patente que la criptomoneda permite eliminar tarjetas de crédito y débito, sin requerir efectivo al ofrecer una moneda digital protegida por blockchain:

“En algunas realizaciones, la moneda digital puede actuar como un crédito biométrico preaprobado (por ejemplo, huella dactilar o patrón de ojo). Así, la propia persona es la “tarjeta de crédito” de su propio banco de valores digitales”.

Creación de un microbanco

La cadena de distribución norteamericana también precisa que su criptomoneda puede utilizarse para un micromercado de moneda y que dicho micromercado puede referirse a un entorno minorista de autoservicio, donde los consumidores pueden adquirir productos en estanterías abiertas, refrigeradores o congeladores y utilizar un cajero de autopago para pagar sus productos.

Los clientes sin cuentas bancarias tradicionales pueden crear un microbanco en la institución minorista y ganar intereses, mientras su dinero está allí. Un cliente compra moneda digital, como a principios de mes. La adquisición puede realizarse utilizando otro tipo de moneda, dólares, Bitcoins, yenes, etc. Un análisis inteligente AI (inteligencia artificial) ayuda al cliente a comprar una cantidad de acuerdo con su presupuesto, valores, afinidades y preferencias, interpretando así sus disposiciones (económicas) y sus disponibilidades (al consumo).

Los autores de la redacción del documento también precisan que pueden crearse programas de recompensas, por cada unidad de moneda digital que una persona gasta o gana. De tal manera, que pueda recibir recompensas para destinar a otras compras.

“Se pueden proporcionar futuros de moneda digital. Los clientes pueden comprar moneda digital y pueden comprar productos al precio existente ese día, incluso si los precios suben, sujeto a límites. Esta podría ser una vía para que los clientes tuviesen garantizado su poder adquisitivo durante el período que depositan dinero en un banco, al tiempo que ofrece una fuente predecible de ingresos para los minoristas. A corto plazo, se pueden ofrecer préstamos de emergencia, en los que al cliente no se le cobran intereses o, en todo caso, un tipo de interés justo. El pago se realiza en una moneda digital válida para alimentos básicos, como la comida”.

Apasionados de la innovación

La solicitud de la patente de criptomoneda figura a nombre de Walmart Apollo, LLC y entre los solicitantes se encuentra Robert Cantrell, un apasionado de la innovación, que obtuvo su licenciatura en biología y ciencias militares en la Universidad de Duke a través de una beca militar en 1987. Circunstancia que, según él mismo relata, le llevó a servir como oficial de infantería.

Sus compromisos para hablar en público le llevaron a conocer y entrenarse en teoría de la innovación con el equipo que creó el fenómeno de patentes de IBM: John Cronin y Marshall Phelps; así como con los estudiantes rusos de Genrich Altshuller, un prolífico inventor de la antigua Unión Soviética. Cantrell relata que en enero de 2016 le surgió una oportunidad en Walmart a través de Don High y Todd Mattingly para inventar en lugar de entrenar inventores.

Otra de las personas que firman la solicitud de patente es David Nelms, Product Management at Walmart Labs en Bentoville, Arkansas, que es la dirección que figura en la empresa solicitante: Walmart Apollo, LLC 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *