Los innovadores Revolut y Uphold ganan la batalla a N26, que deja Reino Unido

ActualidadUltimas noticias

Written by:

N26, el banco digital para fiat y criptomonedas de origen alemán, también conocido como Number26, anunció recientemente su salida de Reino Unido. La decisión del neobanco parece estar motivada por el bajo nivel de usuarios registrados en el territorio inglés. Se habla de 200.000 clientes, lo que le convierte en uno de los bancos con menos usuarios de Reino Unido. Los directivos del banco han aprovechado la actual coyuntura del Brexit para dejar caer que la salida obedece a esta nueva realidad. Pero los motivos de su salida parecen estar motivados por la fuerte competencia entre los neobancos y entre éstos y los bancos tradicionales.

N26 se dio a conocer como el primer neobanco de Europa. Un titulo que alcanzó debido a su operatividad cien por cien digital y móvil. Su historia se remonta al año 2015, cuando inicio sus operaciones en Berlín. Su éxito le permitió expandirse a 17 países europeos y a Estados Unidos. Lo que le permitió alcanzar los cinco millones de usuarios.

Su éxito se basó, además de en una experiencia totalmente digital, integrada y sencilla, en ofrecer herramientas integradoras entre el mundo fíat y las criptomonedas. Entre ellas, una tarjeta de débito para gastar criptomonedas de forma fácil en cualquier parte del mundo donde MasterCard fuese aceptada.

Competencia entre los neobancos

Sin embargo, su fórmula, al contrario de lo que sucede a otros bancos similares, parece no haber cuajado en Reino Unido. Por ejemplo, Revolut  ha demostrado que sí se se puede crecer. En menos de cuatro años de vida, ha alcanzado la suma de 10 millones de usuarios.  “Hace tres años éramos cincuenta personas y hoy somos 2.000 y celebramos 10 millones de clientes”, decía en un tuit a finales del año pasado Chad West, responsable de marketing y comunicación del citado banco.

Uphold, otro servicio de pago muy conocido, también ha demostrado que existen otras fórmulas innovadoras para crecer. Uphold que nació en 2013, cuenta con soporte para múltiples monedas fíat y criptomonedas. Entre ellas:  Bitcoin, Ethereum, Ripple, Stellar y Basic Attention Token, del navegador Brave. De hecho, una de las cuestiones que le distinguen es su relación con Brave. Una vinculación que le ha llevado a ser el servicio elegido por el navegador para la verificación de cuentas e integración financiera de sus usuarios. De su unión con Brave, Uphold ha obtenido ocho millones de usuarios nuevos. Todos ellos relacionados con Brave y su token BAT.

Uphold es un servicio ampliamente utilizado en diferentes lugares del mundo. Especialmente, en América Latina. Por ejemplo, en Venezuela, Uphold se ha convertido en la plataforma que ha sustituido a PayPal, debido a los injustificados bloqueos en las cuentas de los ciudadanos venezolanos.

Otros jugadores importantes en el sector son TransferWise, Monese y Ziglu. Los tres son servicios bancarios digitales que permiten a los usuarios manejar el dinero desde cualquier lugar del mundo. El primero de ellos, TransferWise, no permite el uso de criptomonedas. Pero la facilidad que ofrece para realizar pagos a cualquier lugar del mundo, rivaliza con las criptomonedas más fuertes. Incluso, en rapidez y costes de operación.

Monese también es un neobanco. Nació en 2015 y cuenta con dos millones de usuarios. El más reciente de todos los competidores es Ziglu. Creado de la mano de Mark Hipperson, antiguo dirigente de Barclays, este neobanco sirve de puente entre las criptomonedas y el dinero fíat. Sobre Ziglu informamos recientemente en Observatorio Blockchain.

Grandes vacíos legales para el mundo cripto

Es importante destacar que Reino Unido, como sucede en la mayoría de los países, aún no  ha resuelto los aspectos legislativos vinculados a las criptomonedas. En 2018, la Autoridad Financiera de Reino Unido (FCA) llevó adelante una propuesta para prohibir el uso de criptomonedas en territorio inglés. Este organismo consideraba que las criptomonedas eran peligrosas y representaban un gran riesgo para los consumidores. De aquella propuesta nació la conocida Cryptoassets Taskforce. El nacimiento de esta nueva unidad incrementó en un 74 por ciento los procedimientos en contra de los servicios de criptomonedas en el país. Como consecuencia, Barclays congeló, sin previo aviso, el servicio bancario prestado a Coinbase en Reino Unido.

Síguenos en nuestro canal de Telegram y Twitter 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *