China, Europa y Estados Unidos ya piensan en clave de criptomoneda su futuro económico

ActualidadUltimas noticias

Written by:

China hace extensible su etiqueta de nación de contrastes al mundo de las criptomonedas. El país asiático lidera la minería mundial  de bitcoin y el intercambio de esta criptomoneda. Sin embargo, pese a esta floreciente actividad, el Gobierno se muestra contrario al uso de criptomonedas ajenas, como sucede con bitcoin.

Fue en el año 2017, cuando el Gobierno empezó a tomar fuertes medidas en contra de las criptomonedas, ordenando el cese de actividad de los exchanges. Recientemente, la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma de China también agregó la minería de bitcoins a una lista de industrias relacionadas con el desperdicio de energía, sugiriendo eliminar esta práctica.

Frente a todas estas prohibiciones, varios representantes del Gobierno chino llevan anunciando desde el pasado verano en diferentes foros que el gigante asiático trabaja en el lanzamiento de su propia criptomoneda. Se trataría de una stablecoin vinculada al renminbi, que es la moneda local. El proyecto, como es obvio, está siendo impulsado por el propio Gobierno, sumándose a él bancos públicos y privados y empresas como Alibaba, Tencent o Union Pay.

Ante estas circunstancias de prohibiciones, cualquiera podría pensar que el uso de las criptomonedas es limitado en la República Popular China. Lejos de esta suposición, el país asiático ostenta el primer lugar en la región en el uso de Bitcoin y de Tether, una stablecoin vinculada al dólar estadounidense.

Un uso masivo de Tether en la nación asiática

Este contraste entre la prohibición y la adopción cada vez más generalizada, incluso impulsada por el Gobierno, resulta de gran interés para los especialistas. Sobre todo, si se observa el fenómeno desde el punto de vista del uso de una criptomoneda como Tether. La explosión de su uso es tal, que es considerada como el “fiat de facto en el comercio chino” .

También te puede interesar: China legitima la criptoeconomía en su cruzada contra la Libra de Facebook

De hecho, ningún país de la región se acerca al nivel de adopción que muestra China respecto a Tether. Casi el cien por cien de Bitcoin que se negocia en el país es intercambiado por Tether. Por ejemplo, en Japón o Corea del Sur, el intercambio se realiza en sus respectivas monedas locales.

La razón de este comportamiento está en la prohibición de intercambiar yuanes por criptomonedas. Lo que ha llevado a quienes operan con Bitcoin a usar Tether como una opción segura para realizar sus operaciones. Como stablecoin vinculado al dolar, Tether se ha mostrado como uno de los medios más seguros para que los chinos puedan realizar sus operaciones en su país y fuera de él.

Esta situación ha llevado a gigantes del criptomundo, como es el caso de Binance, a transformar y ajustar sus servicios en el país. Por ejemplo, en la actualidad la única forma que ofrece la empresa para intercambiar bitcoin por yuan es por medio de un seleccionado servicio OTC. Una situación que se repite en otras empresas que realizan la misma practica por medio de grupos privados y selectos de WeChat.

Uso de Tether en China

Pero este panorama podría cambiar drásticamente con la llegada de la criptomoneda oficial del país. Una situación que puede verse impulsada por la decisión de las empresas chinas de aceptar y promover el uso de esta nueva criptomoneda; lo que transformaría radicalmente el sistema económico chino, puesto que el desarrollo de su criptomoneda está pensado para sustituir por completo la emisión de dinero fiat de la nación.

De llegar a lanzarse dicha stablecoin, se transformaría la masa monetaria de una nación de más de mil millones de habitantes por una criptomoneda de alcance global. De producirse, sería el cambio de paradigma económico y de moneda más grande de lo que llevamos de siglo. Incluso, sería mayor que la transición al euro llevada a cabo por la Unión Europea. Lo cierto es que el proyecto sigue avanzado y el banco central chino alega que está próximo a presentar finalmente su proyecto en funcionamiento.

También te puede interesar: En plena huida de socios, Lliad y Coinbase ratifican públicamente su apoyo a la Libra de Facebook

La criptomoneda de China puede tener un impacto mundial

Por otro lado, el proyecto de criptomoneda de China puede tener una fuerte repercusión económica mundial. Son muchos los expertos de la industria que dicen que otras economías globales corren el riesgo de quedarse atrás si no desarrollan su propia moneda digital basada en blockchain y continúan sofocando la adopción de las criptomonedas. Una realidad subrayada con los esfuerzos que está llevando a cabo la Reserva Federal de los Estados Unidos para crear su versión del “dolar digital”, utilizando el potencial de la tecnología blockchain. Esta propuesta responde a la amenaza de que las criptomonedas soportadas por Estados pueden representar a la hora de desplazar al dólar como moneda de referencia mundial.

Ante esta situación, el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Rob Kaplan, ha dicho que no han decidido en la FED buscar o conducir el desarrollo de una moneda digital, pero “es algo que estamos analizando y debatiendo activamente”.

También te puede interesar: Las stablecoins en el punto de mira del G20, por “amenazar el sistema financiero mundial”

La misma situación se ve en Europa con los esfuerzos por crear la “EuroCoin”, tal y como ha comentado el ministro de Finanzas francés, Bruno Le Maire. La principal razón detrás de esta posición europea es que las criptomonedas soportadas por Estados pueden significar una oportunidad única para facilitar el comercio y la inversión. Una situación en la que China quiere estar bien posicionada, para adelantarse al juego criptográfico. Si, finalmente, tal y como han reconocido varias autoridades del país asiático, llega a producirse el lanzamiento de la stablecoin, China liderará uno de los activos clave del futuro.

Esta situación encaja perfectamente con los planes de desarrollo de China, en especial de su nueva Ruta de la Seda. Un intento de la nación asiática por extender su red de comercio por toda Asia Oriental, el Sudeste Asiático, el Asia Meridional, Persia, la Península Arábiga, África Oriental y el Sur de Europa.

También hay que tomar en consideración el peso que China ejerce sobre el grupo de los denominados países BRICS. Lo que podría significar el impulso de la adopción de su nueva criptomoneda para el comercio de este importante bloque económico mundial. Lo que podría a convertir a China en el referente económico mundial en los próximos años.

Síguenos en nuestro canal de Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *