Banco de España elige a BBVA, CaixaBank y Monei para ensayo del euro digital

Banco de España, a través de su sandbox, ha elegido a BBVA, Caixabank y a la fintech Monei para ensayar un escenario con un euro digital. Ambos bancos actuarán como custodios de la stablecoin EURM, anclada al euro y desarrollada por Monei. Ambos bancos llevan tiempo experimentando con servicios vinculados con critpomonedas. BBVA incorporó los criptoactivos a su oferta bancaria en el año 2021 desde su filial de Suiza. En octubre  informó de un acuerdo con Protein Capital, compañía especializada en inversiones de tokens digitales, para custodiar sus bitcoins y ethers en su filial suiza. CaixaBank lanzó en 2020 la plataforma blockchain we.trade, dedicada a la ejecución y financiación de transacciones de comercio exterior de sus clientes empresa. En 2021 seleccionó a la fintech Onyze, especializada en custodia e infraestructura de activos digitales, para el desarrollo de proyectos.

BBVA CaixaBank y el euro digital

Monei es una fintech especializada en pasarelas de pagos para  e-commerce. Entre los productos que ofrece se encuentra Monei Pay, un servicio TPV hardware-less que puede ser utilizado en dispositivos móviles como Android e iOS, facilitando el pago de facturas mediante algunos de los servicios aceptados en esta pasarela. A ese soporte de pagos acaba de añadir los tokens EURM, que es donde intervienen Caixabank y BBVA.

El Eurogrupo dice que el euro digital no puede ser dinero programable

Monei describe EURM como una stablecoin anclada al euro que, de momento, solo está disponible en su plataforma en estado de pruebas. La emisión del token de Monei está supervisada por BBVA y CaixaBank, que actúan como salvaguardas y custodios de la emisión de EURM.

Al EURM de Monei solo se puede acceder bajo dos condiciones:

  1. Estar en España y contar con número de teléfono móvil del país
  2. No usar el dinero fuera de las fronteras españolas

Un máximo de 10 euros

Para participar es necesario descargar la app de Monei, recargar un máximo de 10 euros (límite de emisión para cada ciudadano registrado durante el período de pruebas) y pasar el KYC/AML que realiza la aplicación por medio de una grabación de vídeo. La recarga de ese dinero debe hacerse usando un medio de pago aceptado por Monei, como puede ser Bizum. Una  vez realizada la recarga, los 10 EURM aparecerán en el monedero, pudiendo ser usados en los sitios donde Monei sea un medio de pago aceptado.

Monei indica que la tecnología que está detrás de EURM es «la misma de Ethereum y Polygon», haciendo ver que se trata de un token ERC-20. Dicho token está desplegado en lo que parece ser una blockchain privada de Monei, ya que en su  comunicado de prensa no se indica ninguna dirección de ERC-20 en esas dos redes para poder verificar. Dada la naturaleza de prueba tecnológica de este anuncio, es comprensible que todo se este dando en un ambiente cerrado y controlado.

Los bancos comerciales ante la amenaza del euro digital

Pruebas como las que Banco de España está llevando a cabo de la mano de BBVA, CaixaBank y Monei subrayan la proximidad de las CBDCs. En el caso de EURM, tenemos al banco de España autorizando un token blockchain, con dos bancos comerciales actuando como custodios (BBVA y Caixabank) y Monei como puente entre las CBDC y los usuarios. Se trata del mismo esquema que el Banco Central Europeo tiene pensado para el euro digital.

Agencia Tributaria puede rastrear movimientos en tiempo real

Sin embargo, conviene resaltar que el euro digital no quedará en manos de empresas como Monei. Dicho control lo ejercerá el BCE y serán los bancos centrales de cada país los encargados de hacer lo que está haciendo el Banco de España con el EURM en su sandbox. Es decir, autorizar a quién, cuándo, cómo y por qué cada euro digital se mueve de un banco a otro, de una empresa a otra o de una persona a otra.

El anuncio de Monei dice: EURM ofrece una mayor transparencia que permitirá a las autoridades y la Agencia Tributaria poder consultar estos movimientos en tiempo real.

Monei y su EURM será rastreable en tiempo real.
Los EURM de Money serán rastreables en tiempo real.

El papel de los bancos

En la prueba autorizada por Banco de España, BBVA y CaixaBank son los garantes y custodios de EURM. Pero también son el punto de conexión entre las cuentas de los usuarios, las aplicaciones que estos usan y las posibles reglas del BCE para quienes usen el euro digital. Hablamos de un nivel de control que permitiría cosas como:

  1. Dinero personalizado para particulares.
  2. La capacidad de congelación e incautación de forma nativa.
  3. Aplicar un sistema de retención limitada.
  4. El cobro de impuestos y multas puede deducirse de forma automática de nuestros saldos bancarios.
  5. Se puede efectuar un control de las compras.
  6. Pueden aplicarse fechas de caducidad a nuestro dinero (quizá la medida más Orwelliana de todas).

Aunque muchas de estas cosas pueden hacerse con el dinero digital actual, requiere cierta complejidad y de la colaboración de terceros. Con las CBDCs, estas limitaciones se pueden eliminar por completo. Además, se pueden añadir dichas funciones de forma nativa y ampliarlas gracias al uso de smart contracts.

El BCE utiliza el modelo UTXO de Bitcoin en el desarrollo del euro digital

En todo caso es bueno recordar que el BCE tiene planeado, al menos de forma inicial, terminar con los trabajos alrededor del euro digital para octubre de 2023. A partir de ese momento, el Consejo de Gobierno decidirá si se pasa a la siguiente fase. En ese sentido, lo que BBVA, CaixaBank y Monei están haciendo ahora es un ensayo general para la ruta trazada por el BCE.

*Esta información ha sido completada y editada por Observatorio Blockchain

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad