Bitcoin, con una capitalización de 185.000 millones de dólares, ya es el oro digital de las finanzas

ActualidadHistoriasUltimas noticias

Written by:

Desde su creación, Bitcoin se ha mostrado como una tecnología capaz de cambiar el mundo. Aunque en sus inicios, gran parte de los principales actores del sistema financiero mundial lo tomaron como un juego inofensivo, diez años después ha demostrado que su tecnología es un juego muy serio. Tan serio que puede dejar fuera de juego a los titanes de la industria financiera global.

Un reflejo de la importancia de bitcoin es su actual capitalización de mercado: más de 185.000 millones de dólares. Su valor por unidad es superior a los 10.000 dólares. Estas cifras han dejado asombrados a muchos especialistas. De hecho, el mundo financiero ha comenzado a referirse a bitcoin como el “nuevo oro digital”. Razones no faltan, porque bitcoin, además de cumplir con muchas de las características de una reserva de valor (Storage of Value o SOV), permite ser usado como efectivo digital.

La importancia del oro y el papel del bitcoin

Desde los inicios de la civilización, el oro ha sido un metal altamente preciado. Con más de 6000 años de historia sobre su dorado brillo,  su trayectoria le ha conferido una gran confianza como reserva de valor. El oro puede ser comerciado y aceptado en cualquier lugar del mundo, una característica que no tienen muchas de las monedas fiduciarias actuales.

¿Por qué no usamos el oro como medio de intercambio? En el pasado lo hicimos, utilizando desde pepitas de oro puro, hasta monedas del dorado metal. Pero ya no lo usamos para dichos fines. Lo hemos transformado en un resguardo de valor (SoV).

El oro es voluminoso, pesado y difícil de dividir, haciéndolo poco práctico como medio de intercambio. Por ejemplo, en nuestra sociedad actual sería muy complicado llevar un trozo de oro al supermercado y limarlo para obtener la cantidad exacta que tienes que pagar por las mercancías adquiridas. Tampoco puede ser utilizado para pagar las compras realizadas por internet. Las ventajas del oro para el intercambio común no se corresponden con las sociedades y economías digitales actuales. Y es en este escenario digitalizado donde Bitcoin tiene toda la razón de ser.

También te puede interesar: Por primera vez, las criptomonedas forman parte de la narración de la crisis

Cuando Satoshi Nakamoto creo Bitcoin se encargó de crear una moneda con todas las buenas propiedades del oro y agregar otras deseables. Lo hizo juntando todas esas cualidades en una moneda digital:

  1. Es escaso. Solo habrá un aproximado de 21 millones de BTC en circulación. Esto le iguala al oro, cuya minería no se puede llevar al infinito.
  2. Es inmutable. Esto garantiza que un BTC siempre sea un BTC, lo mismo que un gramo de oro siempre será un gramo de oro.
  3. Altamente divisible. EL BTC puede dividirse hasta llegar a los 8 decimales, algo imposible de hacer con el oro.
  4. Fácilmente transportable y adaptable a cualquier sistema de pago. Una de las grandes ventajas del Bitcoin es que puedes cargar una pequeña fortuna en un dispositivo tan pequeño como una memoria USB. Al mismo tiempo, te puede permitir realizar pagos de forma rápida y sencilla usando medios digitales, algo que el oro no puede ofrecer.

En este punto es clara la ventaja que bitcoin ofrece como medio de pago (MoE) respecto al oro. Dan Hedl, director en el exchange de criptomonedas Kraken, aludió a la pérdida de confianza en la crisis financiera de 2008:

 “La confianza se había perdido en un mundo que se basaba en la confianza. Bitcoin se lanzó en un momento de absoluta necesidad, Satoshi plantó la semilla precisamente en el momento correcto. El mundo no necesitaba una nueva VISA, necesitaba una alternativa a los bancos”

El argumento de Hedl puede darnos la clave del uso y aceptación de bitcoin en todo el mundo y el motivo por el que ha llegado a obtener dichos valores de mercado y valor unitario. Pero sin duda, el punto adicional que da fortaleza a bitcoin es la confianza de los inversionistas para usarlo como una reserva de valor. 

También te puede interesar: Hemos probado TON, la blockchain con la que Telegram aspira a destronar a Visa y MasterCard

Bitcoin, el nuevo oro

Los países y grandes inversionistas han utilizado el oro como una reserva de valor debido a la confianza que genera. Es aceptado ampliamente en todo el mundo, su valor y utilización comercial es histórica y sus propiedades físicas permiten almacenarlo de manera segura durante mucho tiempo.

Sin embargo, en la era digital los inversores buscan alternativas mucho más sencillas y manejables para almacenar valor de forma segura. Es ahí donde bitcoin ha tomado un lugar privilegiado. Bitcoin atrae cada vez a más inversores, que además de usarlo como reserva de valor, disfrutan de sus bondades. Entre ellas, un precio fluctuante que termina generalmente al alza.

Aunque la fluctuación de bitcoin es considerada una desventaja para muchos, quienes invierten en esta criptomoneda a largo plazo observan cómo sus inversiones se multiplican. A principios de año, el valor de bitcoin era inferior a los 4.000 dólares. Actualmente ronda los 10.300 dólares. Quien haya invertido y hecho un HODL (mantener los bitcoins en la cartera sin venderlos), habrá visto cómo su dinero ha crecido como la espuma.

A este vals de inversiones y ganancias no solo se han unido inversionistas privados, también lo han hecho naciones enteras. Venezuela es un caso excepcional en este punto. El país suramericano cuenta con varias granjas de minería, propiedad del Estado, que se dedican a minar Bitcoin, Litecoin, Dash y Ethereum. Además, Venezuela mantiene su propia criptomoneda, el Petro.

Síguenos en nuestro canal de Telegram

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *