Qué es Seaport, el protocolo de OpenSea para mercados NFT en Web3

Seaport es el protocolo descentralizado para crear mercados NFTs de forma segura y eficiente lanzado por el marketplace de NFTs OpenSea. Básicamente, Seaport permite a cualquier usuario crear sus propios mercados descentralizados para ofrecer NFTs, manteniendo el control sobre la plataforma. De esta forma, OpenSea busca que los creadores y coleccionistas de NFTs, puedan crear sus propias plataformas de comercio y visualización dentro de un mundo Web3 cada vez más amplio y potente.

Qué es Seaport

Seaport ofrece un soporte completo a los estándares NFTs que existen en la actualidad. Desde tokens ERC721 y ERC1155, hasta tokens ERC20 y soporte nativo ETH. Así, Seaport está pensado en permitir el listado de los NFTs y los medios de pagos necesarios para obtenerlos. De esta manera, Seaport adopta un enfoque diferente: los vendedores pueden acordar suministrar un número de artículos ETH / ERC20 / ERC721 / ERC1155 . Para que esa oferta sea aceptada, un número de artículos debe ser recibido por los destinatarios indicados por el oferente.

Todos los listados de Seaport constan de la misma estructura básica, incluida una carga de firma mejorada EIP-712. Esto permite describir claramente qué se puede gastar y qué recibirá cada una de las partes. Sin embargo, el cumplidor puede elegir varias formas de cumplir con los listados.

Zonas y conductos

La opción de cumplimiento más sencilla consiste en elegir un anuncio específico y crear una «réplica» implícita de ese anuncio. Así, el cumplidor recibe todos los artículos de la oferta y suministra todos los artículos de la contraprestación (una compraventa directa). Por su parte, los oferentes también pueden optar por designar tanto una «zona» como un «conducto» en cualquier listado. Cualquiera puede crear nuevas zonas o desplegar nuevos conductos, según los necesite.

Coinhouse avanza hacia la democratización de las criptomonedas

Una zona es una cuenta (normalmente un smart contract) que realiza una validación adicional antes del cumplimiento y que puede cancelar el anuncio en nombre del oferente. Esto está pensado para verificar las operaciones y que se complete la operación de forma correcta. Por su parte, un conducto es un contrato en el que los oferentes establecen aprobaciones de tokens. El propietario del conducto puede añadir y eliminar «canales» para el conducto y los canales registrados pueden dar instrucciones al conducto sobre cómo transferir tokens.

Estos dos conceptos permiten la extensibilidad y la capacidad de actualización de una manera totalmente «opt-in». Así, los creadores, coleccionistas y plataformas, tienen la capacidad adicional de tomar sus propias decisiones con respecto a cómo utilizar Seaport.

Seaport, un software totalmente libre

Otro gran beneficio de Seaport con respecto a otras implementaciones es que se trata de software libre. Seaport está liberado bajo licencia MIT, lo que permite al conjunto de la comunidad de software libre mejorar el protocolo para incrementar su funcionalidad o adaptarlo a sus necesidades. Esto también significa otra cosa: OpenSea no controla el desarrollo de Seaport. Por tanto, el desarrollo está descentralizado recayendo exclusivamente en las manos de la comunidad. Por ello, en caso de no estar de acuerdo con el proyecto, se puede derivar y construir otro a partir del mismo. Así, a medida que la adopción crece y los desarrolladores crean nuevos casos de uso en evolución, todos somos responsables de mantener el desarrollo.

Seaport y su licencia

OpenSea indica que el desarrollo de los smart contracts y demás partes on-chain han sido creadas usando OpenZeppelin. También se ha llevado una auditoría completa por parte de Trails of Bits. De todo este trabajo, no se ha descubierto ninguna vulnerabilidad importante en ninguna de las dos revisiones. El informe completo de Trail of Bits está disponible aquí.

Seaport, el inicio de la descentralización de los mercados de NFTs

Seaport viene a ser el inicio de la verdadera descentralización de los mercados NFTs. Hasta el momento, plataformas como OpenSea o Rarible, no son del todo descentralizadas, sino híbridas. Esto es así, porque si bien existen smart contracts que hacen que estas plataformas funcionen, las interfaces siguen siendo centralizadas. De ahí, que algunas personas no puedan acceder a estos mercados desde ciertas partes del mundo. Esto es debido a que la centralización conlleva censura.

Seaport es el camino para crear mercados NFTs verdaderamente descentralizados. Seaport habilita un protocolo para que cualquier persona pueda crear un mercado capaz de interactuar con otros mercados compatibles con el protocolo Seaport, con sus propias interfaces y funciones descentralizadas. Por ejemplo, Juan que no podía acceder a OpenSea, ahora tiene Seaport para crear su propio mercado y usar este sistema para interactuar con otros mercados de otros usuarios en todo el mundo. Esto significa un cambio radical en la manea en que vemos los mercados de NFTs y transformará la forma en que nos relacionamos con los mismos.

De momento, Seaport es solo el «backend», toda la lógica que hace funcionar al mercado NFT, pero seguramente no tardaremos en ver interfaces web centralizadas o descentralizadas, para usar Seaport de forma mucho más sencilla. Este primer paso hacia la  «total descentralización» merece un aplauso para OpenSea.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad