Qué es ERC-6551, el estándar que dota de habilidades bancarias a los NFTs
Qué es ERC-6551, el estándar que dota de habilidades bancarias a los NFTs

Qué es ERC-6551, el estándar que dota de habilidades bancarias a los NFTs

ERC-6551, conocido como Non-fungible Token Bound Accounts (cuentas vinculadas a tokens no fungibles), es un estándar para NFTs pensado para habilitar funciones económicas a los NFTs. Esto es así porque cada uno de ellos funciona como un identificador único global. De hecho, se están transformando en una especie de identidad digital para sus tenedores. Un ejemplo de esto último lo podemos ver en los ENS (Ethereum Name Services), NFTs que llevan un nombre de dominio al que va unido una identidad digital única.

ERC-6551

Este nueve estándar está pensado para habilitar una serie de funciones económicas aplicables a los NFT.
El nuevo estándar está pensado para habilitar una serie de funciones económicas aplicables a los NFT

Si estamos en un metaverso o un juego, nuestro avatar es nuestra identidad en dicho espacio. Si nuestro avatar es un NFT, se cumple la premisa anterior: nuestra identidad digital está tokenizada. Partiendo de este supuesto, el ERC-6551 quiere ampliar las capacidades de estándares como ERC-721, para que éstos puedan actuar como agentes válidos para interactuar con otros activos en la cadena. De esta forma, un NFT puede tener la capacidad de poseer activos distintos a su naturaleza intrínseca. Por ejemplo, poseer y manejar tokens fungibles dentro de la cadena.

NFTs con cuentas propias

Así, la propuesta de ERC-6551 otorgaría a los NFTs todas las capacidades de una cuenta de Ethereum, manteniendo al mismo tiempo la compatibilidad con los contratos de tokens ERC-721 implementados anteriormente. Para lograr esto, ERC-6551 desplegará esta funcionalidad usando cuentas de contratos inteligentes únicas y con direcciones determinadas para cada token ERC-721 a través de un registro sin permisos.

Así, cada cuenta vinculada a un token es propiedad de un único token ERC-721, lo que le permite interactuar con la cadena de bloques, registrar el historial de transacciones y poseer activos en la cadena. El control de cada cuenta vinculada a un token se delega en el propietario del token ERC-721, lo que le permite iniciar acciones en la cadena en nombre de su token.

Casos de uso

Los casos de uso de esta propuesta son enormes. Por ejemplo, supongamos que estamos en una comunidad DAO en la que se nos ha otorgado un token Soulbound (SBT). Este token Soulbound tal como se describe en los estándares ERC-721 tendría limitaciones de interacción, como no poder manejar los recursos de gobernanza que tenemos dentro de la DAO. Sin embargo, gracias al estándar ERC-6551 esto podría ser posible, permitiendo una mayor transparencia en la gobernanza de la DAO, ya que el token Soulbound que nos identifica sería el origen de todas estas interacciones.

Qué son los Soulbound Tokens (SBT)

Otro caso de uso lo podemos ver en la tokenización de real state. Por ejemplo, una casa hipotecada y tokenizada puede ser representada en un NFT. Dicho NFT no solo representa la casa, también controla cuentas que le permiten a su tenedor pagar la hipoteca, haciendo un depósito directo a la cuenta principal del NFT. Al mismo tiempo, el NFT puede tomar ese dinero y transferir de forma autónoma los pagos correspondientes a los inversores cripto que aportaron capital para la construcción o remodelación de la casa. En todo el proceso, el sistema trabaja sin confianza, de forma transparente y totalmente verificable, lo que eleva la confianza en este tipo de soluciones.

De esta forma, el estándar ERC-6551 busca transformar y hacer evolucionar los NFTs para ampliar sus capacidades creativas y adaptarlas a las complejas necesidades del ecosistema cripto y sus usuarios. En la actualidad, una de las tecnologías más usadas en el mundo blockchain es la de los tokens NFTs. Redes como Ethereum, Polygon, Solana o Binance Chain, cuentan con una gran cantidad de proyectos construidos alrededor de los mismos. Los NFTs en estas redes se cuentan por millones y pertenecen a proyectos vinculados con juegos blockchain, DEX, metaversos, colecciones de artes o simplemente curiosidades tecnológicas.

Tokenización del mundo

Su impacto económico alcanza más de 20.000 millones de dólares. Pese a todas estas cuestiones, en la actualidad, las capacidades de los NFTs son limitadas. Su habilidad para interactuar económicamente con otros actores on-chain es inexistente, convirtiendo  la tokenización del mundo en un problema técnico enorme. Un problema que viene a resolver el estándar ERC-6551 presentado en Ethereum, que como hemos dicho más arriba, pretende llevar los NFTs a otro nivel.

El estándar, del que existe borrador, ha sido propuesto por un equipo integrado por Jayden Windle, Benny Giang, Steve Jang, Druzy Downs, Raymond Huynh, Alanah Lam, Wilkins Chung y Paul Sullivan. Como ya hemos informado en Observatorio Blockchain, los NFTs son una forma de representar activos digitales únicos e irreemplazables a través de smart contracts. Podemos encontrarlos en redes como Ethereum u otras redes con capacidad para smart contracts. Ahora, también en Bitcoin, gracias a los famosos Ordinals.

Básicamente, utilizamos NFTs para tokenizar y grabar en la blockchain de forma única e inalterable una obra de arte, un videojuego, una colección de cartas, un artículo, una identidad digital o cualquier otro tipo de contenido que se quiera preservar y autentificar en la blockchain. Los NFTs se diferencian de los tokens fungibles, como ETH, en que cada uno tiene un valor e identidad propios, además de no ser intercambiables entre sí. Son transferibles, únicos e indivisibles.

Smart contracts

Por ejemplo, un billete de 10 euros es fungible. Es decir, puedes cambiar dicho billete por otro de 10 euros sin perder nada. Sin embargo, esto no se puede hacer con un NFT, porque es único en su existencia. Es como si se tratase de una pintura original o un certificado de propiedad.

Las propiedades de estos NFTs se crean mediante smart contracts o contratos inteligentes que definen las características y los derechos del activo digital. Dichos contratos se registran en la blockchain, lo que garantiza su seguridad, transparencia y trazabilidad. Cualquiera puede crear, comprar o vender un NFT en el mercado de Ethereum, usando plataformas especializadas,  como OpenSea, Rarible, Blur o SuperRare.

Diferentes estándares

Para generar estos NFTs, básicamente existen dos opciones: los estándares ERC-721, el primer estándar para este tipo de creaciones. También se puede usar el estándar ERC-1155, que amplía las capacidades de los NFTs para agregar capacidades mixtas (tokens fungibles, no fungibles o semi fungibles) que son controlados por su propia interfaz.

Todo ello con el fin de ofrecer varias ventajas para los creadores y los coleccionistas de activos digitales interesados en este tipo de tecnologías. No es ninguna novedad decir que los NFTs están revolucionando el mundo del arte, el entretenimiento y la cultura digital. Y es que, gracias a los NFTs, los creadores pueden expresarse libremente y obtener el reconocimiento y la recompensa que merecen por su trabajo. Y los coleccionistas pueden disfrutar de una experiencia única y personalizada con sus activos digitales favoritos. Es más, esta es una evolución que está por dar un salto enorme gracias al ERC-6551.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter 

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad