El aterrizaje suave de las stablecoins en la economía real de Europa
El aterrizaje suave de las stablecoins en la economía real de Europa

El aterrizaje suave de las stablecoins en la economía real de Europa

El Reglamento MiCA, la norma destinada a regular los criptoactivos en Europa, entró ayer en vigor con el capítulo que afecta a las stablecoins. En el título III, que tiene 31 artículos, MiCA se refiere a ellas como fichas referenciadas a activos. La entrada en vigor de los apartados relativos a las stablecoins de MiCA constituye tanto una fuerte legitimación e institucionalización de las stablecoins, como también importantes restricciones a la circulación de las mismas.

Stablecoins y Europa

Las razones por las que las stablecoins se convierten en una especie de ariete de MiCA son de varios tipos. La primera es que, al estar principalmente vinculadas a una moneda fiduciaria, su extensa adopción puede implicar significativos riesgos sistémicos. De aquí su regulación más temprana. La UE intenta mitigar posibles efectos adversos, garantizando que las autoridades monetarias mantengan el necesario control. Como ocurre con el conjunto de MiCA, la UE busca un aterrizaje suave de los criptoactivos en la economía real; de manera que los bruscos ciclos de los primeros no acaben golpeando a la economía real.

ASÍ CAMBIA MICA EL ACCESO A STABLECOINS Y MONEDEROS EN EUROPA

La segunda razón es poner en marcha lo antes posible la propia norma, haciéndolo con un tipo de criptoactivo que se considera más fiable, seguro y transparente, para, así, no frenar la innovación en el sector fintech. Por lo tanto, dando el primer paso con las stablecoins, se pone en juego esa doble cara de la UE con respecto a los criptoactivos: la UE busca controlar, pero no ahogar. Sobre todo, cuando ahogar puede significar que la economía europea baje escalones en su capacidad competitiva.

Límites de 200 millones de euros

La norma de Europa con relación a estas criptomonedas parece especialmente regida por dos principios de control: del volumen de los mercados de stablecoins y de los colaterales de las stablecoins. De acuerdo con el Art 23 de MiCA, los operadores de stablecoins en Europa no deberán superar el máximo de un millón de operaciones  diarias con stablecoins. Igualmente, las stablecoins referenciadas a monedas distintas a las presentes en los estados miembros tendrán un límite de 200 millones de euros diarios.

EL ESTADO ACELERA LA TOKENIZACIÓN DE LA SOCIEDAD EN BÚSQUEDA DE LIQUIDEZ

Esto significa que, si las transacciones diarias superan esta cantidad, los proyectos de las stablecoins han de cesar en la emisión de las mismas. De esta manera se da preferencia a los proyectos vinculados al euro, que es la moneda sobre la que las autoridades de la UE pueden ejercer cierto control. De momento, las stablecoins con mayor peso en los mercados están vinculadas al dólar estadounidense.

Stablecoins especiales en la UE y MiCA

Dentro del Título III, seguramente el apartado más llamativo es el Capítulo 5, el dedicado a las fichas significativas referenciadas a activos. Es decir, a unas stablecoins especiales. Son aquellas que, al menos, tengan estas características:

a) Están repartidas entre más de diez millones de titulares

b) Su capitalización de mercado es superior a los cinco mil millones de euros

c) Una media de operaciones diarias, durante un período determinado, superior a las 2,5 millones o quinientos millones de euros

LAS STABLECOINS SE HACEN ADULTAS CON LA ENTRADA DE MICA EN JUNIO

Stablecoins poderosas

Es decir, se trata de stablecoin poderosas. Muy poderosas. Aquellas que, en el caso de tener problemas, podrían generar una relevante crisis en el sistema financiero y, por ende, una crisis económica, dado el carácter central del sistema financiero en las economías desarrolladas. Es caso de Tether, la stablecoin líder en el mundo, que cuenta con una capitalización de mercado de 112.000 millones de dólares. La segunda stablecoin más capitalizada, pero a gran distancia de Tether, es USDC, con 32.000 millones de dólares. La capitalización del mercado de las stablecoins supera los 163.000 millones de dólares en la actualidad. Tether es la tercera criptomoneda más capitalizada, tras bitcoin y ethereum.

LAS STABLECOINS MÁS AFECTADAS POR LA ENTRADA EN VIGOR DE MICA

Sin embargo, una de las grandes beneficiadas de la entrada en vigor de MiCA ayer, 30 de junio de 2024, es USDC, emitida por la empresa estadounidense Circle. Frente a Tether, compañía emisora de USDT, que no ha logrado obtener una licencia EMI en la Unión Europea, Circle sí cuenta con ella. Le fue otorgada por Francia en diciembre de 2023. Esto significa que las stablecoins de Circle, USDC y EURC, podrán permanecer dentro de los exchanges que operan con ella en Europa. En previsión de esta situación, Binance, el mayor exchange de criptomonedas del mundo, anunció hace tiempo que no listará USDT en su sitio desde el 30 de junio para los ciudadanos europeos.

Con la vista en Estados Unidos

Paolo Ardoino, CEO de Tether, considera demasiado restrictivas las directrices de MiCA. Ardoino se refere a la exigencia de la realización de periódicas pruebas de resistencia de liquidez. Se exige también, como no podría ser de otra manera, un importe mínimo de los depósitos en la moneda referenciada por la stablecoin. No cabe duda que estas stablecoins son las que constituyen desafíos para la estabilidad financiera y para la soberanía monetaria en la UE.

DERROTA DEL EURO FRENTE AL DÓLAR EN STABLECOINS: €300 MILLONES FRENTE A $154.000

Unos desafíos que son los que justifican el Reglamento MiCA. Pues lo primero en la política europea es la propia política europea. Lo otro, como la protección de los consumidores, inversores o usuarios de activos criptográficos, también es importante. Pero secundario con respecto a la estabilidad financiera y la soberanía monetaria. De hecho, estos dos aspectos son respectivamente nombrados una docena de veces en los considerandos del Reglamento. El objetivo parece claro.

Además de las razones expuestas más arriba para que MiCA empiece andar con las stablecoins, hay otras que, pareciendo de menor peso, no cabría desechar. Como que el inicio regulatorio con las stablecoins sirva también de experiencia previa, como una especie de base práctica, para cuando los apartados del Reglamento dedicados a otros criptoactivos entren en vigor. Otra, nada desdeñable, es poner en marcha la regulación lo antes posible. Antes que, sobre todo, Estados Unidos. Muy posiblemente, MiCA no convierta a la UE en una potencia en lo que respecta a la economía cripto. Pero siempre podrá decir que fue la primera en poner en marcha una seria regulación de la misma.

Observatorio Blockchain
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad