Jaguar Land Rover e Iota introducen las criptomonedas en la economía de la movilidad

ActualidadEmpresasHistoriasSin categoríaUltimas noticias

Written by:

Jaguar Land Rover, el mayor fabricante de automóviles de Reino Unido, se ha asociado con la Fundación IOTA, encargada de supervisar la tecnología de contabilidad distribuida de código abierto IOTA, para poner en marcha un mercado que permitirá a los conductores de la emblemática marca británica recibir tokens por compartir sus datos de movilidad.

Con este acuerdo, las dos compañías introducen la criptomoneda en la economía de la movilidad. En este sentido, Dominik Schiener, cofundador y copresidente de IOTA, explicó que su compañía quiere habilitar la interoperabilidad con todos los jugadores automovilísticos y que no haya una moneda de Jaguar o una moneda de BMW, sino un token universal para la economía del coche.

Los conductores podrán utilizar dichas criptomonedas para realizar pequeños pagos en ámbitos relacionados con la conducción. Por ejemplo, pago de peajes, cafés en estaciones o aparcamientos. A cambio deberán ceder los datos que automáticamente producirán en su movilidad. Los usuarios estarán informando continuamente de aspectos relacionados con el estado de las carreteras, como la fluidez del tráfico o la existencia de baches. A su vez, estos datos se venderán a proveedores de navegación, que los podrán poner de forma agregada a disposición de sus propios usuarios, o a las autoridades locales responsables de la regulación del tráfico.

Así, los conductores acumularán tokens por el solo hecho de conducir, ya que sus automóviles estarán produciendo información mientras lo hacen, con los que podrán realizar directamente pequeños pagos por esa serie de servicios cotidianos y frecuentes, sin la necesidad de la desesperada búsqueda de esas monedas sueltas que nunca suelen estar a mano, y sin tener que estar registrado en una variedad de cuentas para poder acceder a esos servicios.

La acelerada desaparición del dinero fiat

Según informa la fundación IOTA, la tecnología que se usará es “Smart Wallet”, que permite la acumulación del crédito de una forma automática, sin tener que hacer transacción alguna, así como el pago de esos servicios. El “Smart Wallet” funcionaría como un smart contract, de manera que sus consecuencias/beneficios se derivan directamente del cumplimiento de una serie de acontecimientos. En este caso, la movilización del vehículo generando información sobre su recorrido.

El acuerdo significa un nuevo paso en algunas de las señas de identidad de las consecuencias blockchain. Por un lado, la acelerada desaparición del dinero fiat de nuestro entorno inmediato. Ya ni en los rincones del coche. Desde este punto de vista, los conductores podrían recargar su “monedero” (Smart Wallet) ingresando dinero convencional. Por otro lado, hacer partícipes a los usuarios que producen datos de la plusvalía de los mismos, al poder ser vendidos.

La avanzada tecnología conectada se está probando en la nueva base de ingeniería de software de Jaguar Land Rover en Shannon, República de Irlanda, donde los ingenieros ya han equipado varios vehículos, incluidos el Jaguar F-PACE y el Range Rover Velar, con la funcionalidad de ‘Monedero inteligente’.

El coche como recolector de datos en las ciudades inteligentes

La investigación tecnológica líder forma parte de la estrategia Destination Zero de Jaguar Land Rover, cuyo objetivo es alcanzar cero emisiones, cero accidentes y cero congestiones. Parte de alcanzar este objetivo es desarrollar una economía compartida donde el vehículo juegue un papel integral como recolector de datos en la ciudad inteligente del futuro. Por ejemplo, los servicios conectados de ‘Smart Wallet’ promoverán una reducción en la congestión al compartir actualizaciones de tráfico en vivo y ofrecer rutas alternativas a los conductores, lo que reducirá las emisiones del tubo de escape del ralentí en el tráfico.

Russell Vickers, arquitecto de software de Jaguar Land Rover, explicó que  las tecnologías de automóviles conectados que están desarrollando serán transformadoras y  “convertirán su Jaguar o Land Rover en un tercer espacio, además de su hogar u oficina. En el futuro, un automóvil autónomo podría conducir a una estación de carga, recargarse y pagar, mientras que su propietario podría optar por participar en la economía compartida, ganando recompensas al compartir datos útiles, como avisar a otros automóviles de atascos de tráfico”

Para Nick Rogers, director ejecutivo de ingeniería de producto de Jaguar Land Rover promover el uso de las criptomonedas mejorará la vida de las personas, al permitir que los conductores compartan datos de manera segura y realicen pagos desde su vehículo. “El equipo de Shannon es pionero y está probando estas sofisticadas tecnologías conectadas que ayudarán a las personas a aprovechar al máximo el tiempo que pasan en su automóvil”.

IOTA, un token universal para la economía del coche

Por su parte, Holger Köther, director de asociaciones de la Fundación IOTA, expreso que su tecnología de libro mayor distribuido es perfectamente adecuada para permitir los pagos de máquina a máquina para cobro inteligente, estacionamiento y peajes. Köther también manifestó su satisfacción por asociarse con Jaguar Land Rover en la implementación de su billetera para automóvil.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *