Yield Farming y Liquidity Mining, palabras DeFi que los inversores deben conocer

ActualidadHistoriasUltimas noticias

Written by:

Buen parte del boom atribuible a las finanzas descentralizadas (DeFi) es atribuible a los conceptos Yield Farming y Liquidity Mining. Mientras que para los inversores tradicionales son palabras totalmente nuevas, para los especializados en criptomonedas son el pasaporte hacia ganancias difíciles de obtener por otras vías.

¿Qué es el Yield Farming?

El Yield Farming o agricultura de rendimiento es una practica de inversión en DeFi que se utiliza para maximizar  ganancias. Básicamente, lo que hacen los inversores es generar ganancias con sus activos sin tener que vender y comprar éstos de manera repetitiva.

En DeFi existe esta posibilidad porque muchos protocolos permiten distintas formas de obtener ganancias. Por ejemplo, se pueden obtener ganancias realizando staking con una cantidad determinada de criptomonedas, por un tiempo determinado. El staking consiste en bloquear fondos en un monedero de criptomonedas para recibir intereses a cambio. Esta práctica, muchas veces se complementa con tokens de gobernanza o con la posibilidad de solicitar préstamos con bajos intereses.

También te puede interesar: ¿Serán las finanzas descentralizadas para los bancos lo que la web para los medios?

Precisamente, esta ultima opción es la que más utilizan los inversores para impulsar sus ganancias. Simplemente,  realizan una inversión en la plataforma, piden un préstamo y realizan una inversión en esa misma plataforma o en otra. Lo fundamental, es que la subida de precios de los activos jueguen a favor del inversor. Se puede imaginar el Yield Farming, como los ahorros depositados en un banco supervitaminado (DeFi), en el que se apalanca para obtener así mejores ganancias.

Como resultado, las ganancias por dichas actividades pueden ser significativas o una completa perdida, como sucede en cualquier inversión de alto riesgo. Sin embargo, en el riesgo está el juego y en el mundo cripto el riesgo es parte fundamental del mercado. Todos juegan a eso y esperan que la suerte sonría. La situación, pese a lo caótica que parece, no es tan negativa. De hecho, buena parte de los protocolos DeFi que existen en la actualidad permiten buenas ganancias utilizando esta arriesgada forma de inversión.

La agricultura de rendimiento no es nueva en el ecosistema DeFi. En MakerDAO se práctica Yield Farming,  prácticamente, desde sus inicios. Pero el actual boom de las DeFi, que recuerda a la fiebre de las ICO, ha llevado esta práctica a un nivel nunca visto. Como resultado, la mayoría de los protocolos DeFi han visto un fuerte alza en sus capitalizaciones y la blockchain de Ethereum ha tenido que ajustarse a una demanda cada vez más creciente de transacciones sobre sus bloques.

¿Qué es el Liquidity Mining?

Liquidity Mining o Minería de Liquidez es un tipo de minería en el que en lugar de poner a un minero de criptomonedas a minar criptodivisas, se pone dinero. El objetivo es generar una mayor liquidez. Así, el dinero invertido se transforma, no solo en una inversión, también en un generador de recompensas asociadas a dicho capital inyectado en la pool de liquidez.

Básicamente, el Liquidity Mining es un sistema de Prueba de Participación (Proof of Stake – PoS). Aunque con algunas modificaciones  en su funcionamiento. La misión principal es generar tokens de gobernanza o de recompensa a quien participe en el protocolo que implemente este sistema.

Ciertamente, el sistema es llamativo por el hecho de que invertir en el sistema no solo genere ingresos por el funcionamiento del mismo, ya sea por hacer préstamos o lo que sea, sino que también permite generar ingresos en forma de tokens propios de la plataforma. Así, podría verse como un doblete de ganancias. Por supuesto, la situación no duplica las ganancias, pero proporciona un impulso significativo.

Impulsando las finanzas descentralizadas (DeFI)

Como es lógico, ambos conceptos representan un gran impacto para el mundo DeFi, porque atraen inversiones como imán atrae al hierroLa promesa de flexibilidad en las inversiones, préstamos rápidos y ganancias adicionales representa una triada perfecta para inversionistas, incluso en sectores de alto riesgo.

En Forbes por ejemplo, ya hablan de que muchos inversores han alcanzado una ganancia de 100% de sus inversiones en solo seis meses. Es decir, han duplicado capital y además lo ha reinyectado para aprovechar el impulso del sector en este momento. Protocolos como MakerDAO, Compound, Balancer, Ren o Aave son solo algunos de los que muestran números en verde gracias a esta situación.

El crecimiento ha sido tal, que Compound se ha alzado con el primer lugar, dejando atrás a MakerDAO en el sector. Pero no solo eso, ha llevado a DeFi a rebasar los 2.000 millones de dólares y las previsiones son alcistas. De tal manera que el Yield Farming y el Liquidiity Mining ya es considerada la nueva “fiebre del oro digital”. Aunque esperemos que no replique lo que sucedió con el “boom de las ICO”: aparatosas caídas y perdidas multiimillonarias.

Yield Farming lleva al DeFi a los 2 mil millones de dolares

Como consecuencia, otro aspecto importante es el fortalecimiento de los tokens que participan dentro de las DeFi. Uno de los impactos más importantes puede verse en USD Coin, la stablecoin creada por Coinbase. Esta criptomoneda ha logrado superar la capitalización de 1.000 millones de dólares. Para ser precisos, USD Coin ha logrado duplicar su capitalización gracias a su cercanía a Compound. Aunque aún está lejos de Tether y sus 10.000 mil millones de capitalización, sin duda, USD Coin va por buen camino.  BAT, ETH, REP han seguido camino similares. Incluso 0x, un token que muchos no comprendía que existiese, teniendo en cuenta que las transacciones en 0x son prácticamente gratis, también ha salido fortalecido

Síguenos en nuestro canal de Telegram y Twitter 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *