Qué es Reserve, la aplicación de pago con stablecoin que triunfa en Sudamérica

Reserve se está convirtiendo en una aplicación de pago muy popular en algunos establecimientos de países de Sudamérica, ya que permite convertir monedas fiat a dólares a través de la stablecoin Reserve (RSV). La compañía cuenta con el respaldo financiero de Peter Thiel, cofundador dePayPal, y de empresas cripto destacadas, como Coinbase o Digital Currency Group. Reserve, además de una aplicación de pago, es una plataforma para crear ecosistemas que ayudan a construir stablecoins fuertes uniendo lo mejor del mundo fintech tradicional y blockchain.

En su web, los desarrolladores de Reserve se definen como constructores de herramientas destinadas a que las personas puedan crear y usar stablecoins en todo el mundo. Las monedas estables están destinadas a mitigar uno de los grandes problemas que padecen gran parte de las monedas fíat del mundo: la inflación y la destrucción de la riqueza.

Preocupación porque MiCA pueda prohibir en Europa las stablecoins denominadas en dólares

Para conseguir su objetivo, Reserve apuntala su modelo de funcionamiento en dos pilares fundamentales: el ahorro y la inversión. Así, permite a sus usuarios utilizar estas dos simples acciones para ahorrar, comprar y enviar dinero a través de una stablecoin anclada al dólar estadounidense.

Qué es Reserve

Reserve ancla sus servicios en una moneda tradicional como el dólar estadounidense, porque está pensado tanto para el ahorro en países con condiciones estables, como para aquellos donde sus usuarios viven situaciones económicas y financieras muy adversas. Por ejemplo, las que se ven en algunas regiones de Latinoamérica. De hecho, en los países donde Reserve está operativo solo se necesita un número de teléfono para acceder a sus servicios. Lo que significa un cambio de juego importante en la prestación de este tipo de servicios, aunque aún tiene muchos retos que superar.

MICA establece un tope de €200 millones/día en transacciones con stablecoins

Con su protocolo construido sobre la blockchain de Ethereum, Reserve tiene como objetivo crear una comunidad con gobernanza descentralizada, enfocada en construir servicios financieros. Para lograrlo, ha creado una serie de tokens con funciones muy claras y todos ellos utilizables gracias a aplicaciones móviles para Android e iOS, que facilitan el uso de los mismos. Entre esos tokens se encuentran:

RSV, una stablecoin crypto-backed

RSV (Reserve) es una stablecoin del tipo crypto-backed, lo que significa que está respaldada por otros criptoactivos. En este caso, otras stablecoins. Actualmente, dicho respaldo esta repartido en tres monedas: USDC, TUSD y USDP. Cada una con 1/3 del total de reservas. RSV es usada para realizar pagos y para generar un sistema de cobertura para todo el ecosistema de servicios que hace vida en Reserve. Cuenta con una capitalización de mercado de 28 millones de dólares.

Reserve Rigths ($RSR), una fábrica de stablecoins 

RSR es un token utilitario dentro de la plataforma Reserve que sirve para la gobernanza y la recepción de recompensas, conocido como Staking Reseve Rights. RSR ha pasado de valer 0,005 $  a 0,008 $ en el último mes.

Reino Unido regulará las stablecoins para liderar los nuevos servicios financieros

La función de los RSR es servir de respaldo para complementar a los Rtokens (stablecoins dentro del ecosistema) en el caso improbable de que algún token colateral caiga en default. Para que los tenedores de RSR puedan proveer este seguro, pueden decidir hacer staking de sus RSR sobre cualquier RToken o dividir sus RSR haciendo staking en multiples RTokens. Los tenedores de RSR también pueden decidir no hacer staking de sus tokens.

Parte de la tokenomics de RSR incluye un suministro total fijo de 100.000 millones de tokens, de los que 42.300 millones están en circulación. El resto, 57,7 mil millones, están bloqueados. De ellos, 49.400 millones pertenecen al monedero lento (Slow Wallet) y 8.300 millones a inversores iniciales, socios estratégicos, miembros del equipo y asesores.

Slow Wallet

La Slow Wallet es una cartera bloqueada controlada por el proyecto Reserve, que es utilizada para financiar iniciativas de adopción de RToken. Como listados, asociaciones, marketing, etc. Se encuentra bajo el control discrecional del equipo de Reserve. Sin embargo, tiene un retraso de 4 semanas después de iniciar cada transacción de retirada en la cadena de bloques.

Capitalización de stablecoins vinculadas al euro no llega al 1%, frente al 99% del dólar

Así, al iniciar una transacción de retirada, el equipo anuncia el propósito de la retirada a través de un mensaje público en la cadena o en las redes sociales. Si los titulares de RSR no están de acuerdo con el propósito de la retirada, pueden vender sus RSR en el periodo de 4 semanas antes de que el proyecto pueda vender lo que han retirado. El equipo sólo puede acceder a estos tokens retirados después de esas 4 semanas.

 Tras el dólar, el euro es la segunda moneda fiat más transaccionada de las stablecoin

RToken, nuevas posibilidades de tokenización

Por su parte, los RToken son stablecoins que se crean sobre Reserve. Cada RToken está respaldado por una cesta de criptoactivos que emula el valor de cada una de las monedas o activo tokenizado, teniendo a su vez una gobernanza descentralizada propia.

La creación de un RToken puede hacerse interactuando directamente con los contratos inteligentes de Reserve Protocol o con cualquier interfaz de usuario que se construya sobre él. La primera interfaz de usuario para estos contratos inteligentes será lanzada por LC Labs, una empresa conectada al equipo central de Reserve que ayuda al desarrollo del protocolo. Además de la creación de RTokens, esta interfaz de usuario también soportará la exploración del uso y las estadísticas relacionadas con los RTokens, la creación y el canje de RTokens, y el staking de RSR.

Las stablecoins resisten y florecen en el criptoinvierno

El futuro de la plataforma

En la actualidad existen grandes expectativas sobre el proyecto, que en los últimos meses ha seguido con un buen desarrollo y expansión. De hecho, tras la caída de LUNA, Reserve y su RSV, fue una de las pocas stablecoins que no se tambaleo, permaneciendo fuerte y demostrando la fortaleza de su sistema.

La plataforma sigue afianzando su presencia en Latinoamérica, donde Panamá, Colombia, Argentina, Venezuela y Perú son sus principales mercados. A esto se añade que muchos de estos países tienen muy buena recepción con los mercados de criptomonedas y el interés cada vez mayor de Estados Unidos por regular el espacio cripto. No hay que olvidar que el mercado de remesas en Latinoamérica supera los 130.000 millones de dólares al año.

En el canal de Twitter en español, Reserve fijó un tuit el pasado mes de agosto donde explica que se está preparando para una nueva etapa. Lo que comenzó como una prueba piloto para dar acceso a una moneda estable, se ha transformado en un proyecto que protege a más de 670.000 personas de la hiperinflación, dice.

Estados Unidos pide regulación urgente de stablecoins antes el desplome de UST

La compañía echo a andar en 2019 de la mano de Nevin Freeman y Matt Elder tras descubrir que el acceso a las monedas estables elimina las fronteras económicas que han persistido durante décadas, incluso después de la invención de Internet. De momento, donde más acogida ha tenido ha sido en Norteamérica y Sudamérica, donde la simbiosis de inmigración y generación de remesas ofrece un espacio natural para el desarrollo de Reserve.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain. Liberal y pro-anarquista.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad