Banco Inglaterra propone aplicar reglas de bancos a operadores de stablecoins
Banco Inglaterra propone aplicar reglas de bancos a operadores de stablecoins

Banco Inglaterra propone aplicar reglas de bancos a operadores de stablecoins

El Banco de Inglaterra (BoE) propone aplicar a los operadores de sistemas de pago sistémicos que utilizan stablecoins los mismos  estándares regulatorios que a los bancos comerciales. La entidad financiera indica que su propuesta sigue el principio de «mismo riesgo, mismo resultado regulatorio».

El organismo indica que algunas cadenas de pago de stablecoins existentes que utilizan libros de contabilidad públicos no tienen acuerdos de gobernanza centralizados. «Para poder ser utilizado a escala sistémica, cualquier sistema de pago de este tipo tendría que garantizarnos que una entidad legal o una persona física podría ser considerada responsable de la gestión de riesgos de extremo a extremo en el sistema de pago y del cumplimiento de la regulación», afirma.

Inglaterra stablecoins

El planteamiento del BoE se produce en el contexto de los comentarios solicitados a los ciudadanos y a la industria sobre las propuestas del Banco y la Autoridad de Conducta Financiera (FCA) para regular las stablecoins. Ambos organismos sostienen que las stablecoins podrían utilizarse para pagos minoristas en el futuro. La fecha límite para realizar comentarios es el 6 de febrero de 2024.

El alemán DZ BANK ofrecerá invertir en criptomonedas a sus clientes

Banco de Inglaterra indica que el régimen regulatorio pretende ser flexible y que podría adaptarse a diferentes modelos de negocio en los que distintas entidades desempeñan diversas funciones. Dichas funciones incluyen el sistema de pago/función de transferencia, la emisión de la moneda estable como activo de liquidación y la interfaz del cliente/almacenamiento de stablecoins. «Sin embargo, la función de transferencia o sistema de pagos seguiría siendo el gancho regulador del Banco de Inglaterra».

Depósitos del Banco de Inglaterra

El BoE requerirá que haya una entidad a lo largo de la cadena de pago que pueda identificarse como el operador del sistema de pago. Dicha entidad debería poder revisar y evaluar todos los riesgos que surgen de las diferentes partes de la cadena de pagos y garantizar los controles adecuados.

El Banco exigirá a los emisores que respalden totalmente las monedas estables con depósitos en el Banco de Inglaterra. No se pagarían intereses sobre estos depósitos. El objetivo, dice el BoE, es garantizar que las monedas estables mantengan su valor y puedan usarse para pagos con total confianza.

Banco británico HSBC toma la bandera de la tokenización blockchain

«Los proveedores de billeteras, como entidades que salvaguardan los medios de control de los poseedores de monedas sobre sus monedas estables, necesitarían garantizar que los derechos legales de los poseedores de monedas y su capacidad para canjear las monedas estables a la par en fiat estén protegidos en todo momento».

Libra digital

El Banco de Inglaterra recuerda que publicará en breve la respuesta de consulta sobre la libra digital, publicada en febrero de 2023.  El documento, afirma el BoE, se centra en una forma emergente de activos digitales de emisión privada: las llamadas «monedas estables».

Sobre las propuestas realizadas, Sarah Breeden, vicegobernadora de estabilidad financiera del BoE, indica que dado que las stablecoins pueden mejorar los pagos minoristas «existe la necesidad de garantizar una regulación sólida y clara. Nuestras propuestas tienen como objetivo apoyar la innovación segura para que las empresas puedan comprender los riesgos que deben gestionar y garantizar que el público pueda tener confianza en todas las formas de dinero y pagos digitales».

El Banco recuerda que la regulación de las monedas estables es la primera fase de los planes del Gobierno británico para introducir un régimen regulatorio integral de criptoactivos.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad