Las CBDC podrían desplazar a los depósitos bancarios, según Banco de España

ActualidadBancaUltimas noticias

Written by:

Un informe de Banco de España destaca que las monedas digitales de banco central (CBDC) podrían desplazar a los depósitos bancarios y favorecer la fuga de depósitos de una determinada entidad en momentos de crisis. Según Banco de España, estos dos escenarios son preocupantes para el sistema financiero y pueden derivarse de la emisión de un CBDC.

En su informe titulado “Una introducción al debate actual sobre la moneda digital de Banco Central (CBDC)”, Banco de España también señala la fuga masiva de depósitos del sistema bancario, en caso de desconfianza global en el sistema financiero.

Respecto a la sustitución de depósitos por CBDC, Juan Ayuso y Carlos Conesa, firmantes del documento, indican que la emisión de CBDC supone crear un nuevo tipo de activo financiero que competirá con los existentes.

En el caso de que la CBDC sea más atractiva que otros activos, es de esperar que los diferentes agentes se desprendan de ellos para adquirir CBDC. Este reajuste de carteras de inversión alterará los precios o las cantidades de los activos existentes. El impacto sobre el sector financiero dependerá tanto del volumen sustituido como de la velocidad del ajuste.

Poco atractiva para el consumidor medio

Sin embargo, precisan que no conviene exagerar el atractivo de la CBDC para personas físicas titulares de los depósitos bancarios.

En un entorno financieramente estable, donde los depósitos bancarios estén protegidos por un esquema de garantía y en el que se puedan realizar pagos de manera rápida y barata, no es evidente que una CBDC minorista pueda aportar elementos que la hagan atractiva para el consumidor medio. De hecho, es posible incluso que el público no perciba con claridad la diferencia entre saldos mantenidos en depósitos o en CBDC.

Los autores indican que el banco central podría modular algunas de las características para hacer que la CBDC fuera más o menos atractiva que los depósitos. Así, citan las remuneraciones nulas o negativas. O poner limitaciones de saldos máximos.

Fuga de depósitos

Respecto a la fuga de depósitos de una entidad, señalan que en un momento de crisis, los depositantes de una entidad pueden tratar de trasladar sus saldos a activos más seguros. En tal caso, los respaldados por el banco central tienden a ser más seguros.

La emisión de CBDC, indican, podría fomentar ese movimiento. Y, por tanto, terminar teniendo efectos no deseados sobre la estabilidad financiera. Ante este posible problema, indican que igual que con el efectivo, pueden introducirse limitaciones para el acceso a CBDC.

Se puede diseñar una CBDC en la que la conversión de depósitos no sea ilimitada, sino que dependa de la cantidad de reservas con las que cuente la entidad para hacer la conversión. En segundo lugar, y mucho más importante, los depositantes ya pueden retirar sus saldos de manera rápida y barata a través del sistema de pago y trasladar sus depósitos a otras entidades. Este movimiento tampoco es ilimitado y depende de las reservas que estén a disposición de la entidad desde la que se produce la fuga. En conclusión, la introducción de CBDC no cambia mucho la situación cuando se produce una pérdida de confianza en una o varias entidades, pero se mantiene la confianza en el sistema financiero en su conjunto.

Fuga de depósitos generalizada por pérdida de confianza

En cuanto a la fuga de depósitos generalizada ante pérdida de confianza en el propio sistema financiero, los autores sostienen que podría verse favorecida en un contexto CBDC. “Se podría adquirir y tendría menos costes de mantenimiento (en términos de seguridad) que el efectivo”, afirman.

No obstante, señalan que, si las reglas de conversión de CBDC fueran similares a las que rigen con el efectivo, el banco central no asumiría un compromiso ilimitado superior al actual.

“La conversión de depósitos en CBDC solo podría llevarse a cabo en la medida en que hubiera reservas disponibles en las entidades afectadas (igual que ocurre actualmente con el efectivo). La posibilidad de prestar liquidez de emergencia (no la obligación) seguirá siendo una opción para el banco central, de la misma manera que hoy podría optar por facilitar efectivo. En cualquier caso, es posible imponer limitaciones adicionales a la conversión de depósitos en CBDC.

CBDC cash-like, el más parecido al efectivo actual

Finalmente, concluyen que la emisión de CBDC no supone una garantía de conversión ilimitada de los depósitos bancarios. “La posibilidad de fugas de depósitos no tendría que ser necesariamente mucho más elevada que en la actualidad”, precisan.

Sobre las iniciativas más avanzadas de CBDC, Banco de España señala el CBDC cash-like. Sería lo más aproximado al efectivo actual, pero con formato digital.

Sería accesible de forma universal, aunque lo más probable es que el banco central se apoyase en entidades privadas para su distribución. No tendría remuneración y, aunque no es posible garantizar un anonimato perfecto en un sistema electrónico, podría implantarse con un alto grado de privacidad.

Diseño trazable

También puede diseñarse, según el informe, de manera que sea trazable y proporcione amplia información sobre su uso a la entidad emisora o gestora:

Este tipo de CBDC podría ser un complemento del efectivo, mejorar la inclusión financiera, ser (potencialmente) una alternativa a los circuitos de pago privados e incluso (si el sistema de intercambio asociado a la CBDC fuese eficiente) mejorar el funcionamiento del sistema de pago local.

El documento señala que los bancos centrales con planes más avanzados para emisión de CBDC se plantean la posibilidad de recurrir a entidades externas para la distribución. Un enfoque nada sorprendente para los autores.

Blanqueo de dinero y financiación del terrorismo

Argumentan que los bancos centrales no están preparados para mantener un elevado número de relaciones directas con clientes (personas físicas y entidades no financieras). Ni tampoco para realizar tareas vinculadas con la gestión de dichas relaciones. Por ejemplo, las asociadas a la prevención del blanqueo de dinero y a la financiación del terrorismo.

El planteamiento de si los bancos centrales deberían emitir dinero digital accesible para el público tuvo lugar hacia 2013, indican. El debate no prosperó,  “porque las criptomonedas, como bitcoin, tienen serias limitaciones para constituirse como alternativa al efectivo o a los depósitos bancarios”, señalan.

Su valor es muy inestable. Los intermediarios para su distribución y custodia han demostrado ser inseguros. Su encaje normativo no es evidente. La experiencia de usuario para su manejo no es sencilla, y la escalabilidad de la solución (esto es, la capacidad para alcanzar grandes volúmenes) es limitada.

Stablecoins y Facebook

Debido a estas carencias, las criptomonedas, tipo bitcoin no han llegado a tener una aceptación generalizada. De hecho, su uso marginal explica que en muchos países no se hayan regulado de forma explícita, apuntan. Más recientemente, señalan los autores, la aparición de stablecoins, y el desarrollo de proyectos con la capacidad de lograr un amplio alcance rápidamente, como Libra, han vuelto a situar el análisis de las CBDC en el foco de atención.

Banco de Francia experimentará con empresas y entidades financieras

El análisis de Banco de España corrobora el interés, tal y como ha venido informando Observatorio Blockchain, de todos los bancos centrales por las CBDCs. Esta misma semana, Banco de Francia dio a conocer los nombres de las entidades financieras y empresas que le acompañarán en la investigación sobre dinero digital de banco central (MDBC). Accenture, Euroclear, HSBC, Iznes, LiquidShare, ProsperUS, Banco Seba y Societe Generale son los elegidos.

Las propuestas de los seleccionados permitirán explorar nuevos métodos de intercambio de instrumentos financieros contra el dinero del banco central. Banco de Francia deja clara la exclusión de las criptomonedas.

La entidad financiera recoge en su comunicado que las lecciones aprendidas de estos experimentos constituirán una contribución directa a la reflexión del Eurosistema sobre los beneficios de una moneda digital del banco central. Banco de Francia recuerda su elección, junto a Deutsche Bundesbank y el Banco Central Europeo, para albergar un nuevo centro conjunto de innovación en Europa.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *