Musk quiere demandar a Microsoft por usar Twitter en IA ChatGPT 
Musk quiere demandar a Microsoft por usar Twitter en IA ChatGPT 

Musk quiere demandar a Microsoft por usar los datos de Twitter en IA ChatGPT 

Elon Musk ha amenazado con demandar a Microsoft, actual propietario de OpenAI y, por lo tanto, ChatGPT. El fundamento de su potencial demanda es que la IA se forma con los datos de Twitter. A su vez, los datos elaborados por la IA son vendidos a terceros. El pasado 19 de abril, el CEO de Space X, Twitter o Tesla tuiteó que: “era tiempo de demanda judicial”.

La IA pone en cuestión el concepto de fotografía y de fotógrafo

La alegación del propietario de Twitter se apoya en, al menos, dos justificaciones. La primera es que, si alguien gana dinero con lo que “yo produzco”, he de participar en esa ganancia. Aunque tal vez se lo tendría que aplicar a sí mismo, como demandado, y lo que hace con los mensajes y datos de los usuarios de Twitter. Siempre es más fácil ver la paja en el ojo ajeno, que la viga en el propio.

IA Musk Microsoft

La segunda justificación, casi asunción que presenta como indiscutible, tiene que ver con la primera. Y es que asume que los datos de Twitter son suyos. Exclusivamente suyos. Tal vez es mucho asumir. Incluso aunque pueda existir la referencia a un latente contrato por el que el uso de la aplicación conlleva la alienación de los datos del usuario.

¿Qué pasa si la IA se fusiona con la tecnología blockchain?

Elon Musk está en todo. Aunque últimamente no es oro todo lo que brilla a su alrededor. Naves espaciales que le explotan, problemas en Tesla debido a los descuentos, conflictiva reconfiguración de la estrategia en Twitter, lugar relativamente secundario en la carrera de la IA y un largo etcétera. Está tan presente en todo que incluso extraña no encontrarle en la reunión de tu comunidad de propietarios. Por lo tanto, no iba a estar quieto con lo que se está moviendo en el campo de la IA.

La introducción de IA en Linkedin permitirá tener amigos bot

Ha de tenerse en cuenta que los actuales movimientos de la IA parecen afectar al conjunto del sistema industrial de la tecnología y la innovación. A la vez, casi todo lo relevante que ocurre en el sistema industrial de la tecnología y la innovación afecta a la IA. De hecho, la acción de demandar judicialmente a Microsoft por parte de Twitter se considera una reacción a una acción previa de la primera. Y es que la empresa fundada por Gates ha decidido eliminar el próximo día 25 de abril a Twitter de sus plataformas de publicidad. Su argumento es que la empresa del pajarito no paga las tarifas correspondientes. Esto quiere decir que los usuarios de Microsoft no podrán acceder a sus cuentas de Twitter a través de sus distintas herramientas.

Se juega el futuro

La economía política de la IA está que arde durante los últimos meses. Se tiene la sensación de que cada paso es una conquista y, a la vez, un agitador de conflictos. Un campo en el que se juega el futuro. Es decir, la economía y la política del futuro. De aquí que cada movimiento innovador vaya seguido de demandas de protección, demandas de regulación, demandas de actuación de las instituciones o demandas judiciales.

Lo que dice ChatGPT de su competidor TikTok es muy humano

Cada novedad ofrecida desde la IA se sitúa aceleradamente en el centro de la batalla. Ahora bien, teniendo en cuenta la lógica de la propia IA, ésta aprende y se transforma. Se alimenta de las reacciones a sus movimientos y, a su vez, reacciona. Así, hemos pasado de una historia de superación al futuro de la superación a partir de la oposición. La IA es capaz de aprender de lo bueno y de lo malo. 

 

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad