La IA celebra el 1 de mayo parasitando el trabajo de los demás
La IA celebra el 1 de mayo parasitando el trabajo de los demás

La IA celebra el 1 de mayo parasitando el trabajo de los demás

La IA celebra el 1 de mayo parasitando el trabajo de los demás. Aun cuando algunos, asimilando robots a inteligencia artificial (IA), planteen que ya existe todo un potencial ejército en la reserva de robots dispuestos a reivindicar sus derechos laborales, incluyendo el recurso a la huelga, y, en definitiva, a convertirse en una especie de clase “para sí”, utilizando la vieja jerga marxista, lo cierto en su que la IA no celebra el 1 de mayo.

La razón de su no celebración no es que supone una amenaza para el empleo de millones de trabajadores. Como sustituto de trabajadores, cabría suponer que la IA trabajaría. Pero no es así, lo que fundamentalmente hace la IA es parasitar el trabajo de los demás. La IA es un gran parásito colectivo. Esto lo han puesto especialmente de relieve los medios de comunicación, que ven el producto de su trabajo y sus trabajadores absorbido por la IA, para beneficio de sus diseñadores.

LAS TITULACIONES UNIVERSITARIAS CON MAYOR EXPOSICIÓN A LA IA

La IA se alimenta de las noticias, referencias, crónicas, confesiones, reflexiones, comentarios, editoriales, materiales de formación, etc., puestos por los medios de comunicación -y lo que no son medios de comunicación- en internet. Pues esto, en todos los sectores. ¡Y a vivir, que son dos días! La IA trabaja, si es que se puede llamar trabajo, con el trabajo de los demás. La IA vive de segunda mano el trabajo de los demás.

Tengo subrayada una frase de la novela El manantial, esa novela de Ayn Rand en la que los personajes hacen discursos filosóficos, que viene muy bien a esta reflexión: “Nada le ha sido dado al hombre sobre la Tierra. Todo lo que necesita lo tiene que producir. Y aquí el hombre afronta su alternativa fundamental; puede sobrevivir de una forma u otra; por el trabajo independiente de su propia mente o como un parásito alimentado por la mente de otro.

LA IA Y EL PROCESO DE «ARTIFICIALIZACIÓN DE LA SOCIEDAD»

El creador produce, el parásito toma en préstamo”.  Con respecto a la IA, habría que matizar que toma en préstamo, sin pagar apenas nada por la renta. Pero la cita continua y nos muestra la cara más siniestra del parasitismo:

El interés del creador es la conquista de la naturaleza. El interés del parásito es la conquista del hombre. Su fin esencial está en sí mismo. El parásito vive de segunda mano. Necesita de los demás. Los demás llegan a ser su móvil esencial.

Podemos llegar a entender el 1º de mayo como un día de conquista del hombre. Al menos, en que ciertos sectores de nuestra sociedad celebran la conquista de derechos para todos. La IA, como parásito, sólo tiene interés en la conquista del hombre.

Seguramente la IA recogerá todos los gritos que se pronuncien en las manifestaciones del 1º de mayo, los discursos, las reflexiones en la web. Y mañana podrás preguntarle a la IA cómo se ha celebrado el 1º de mayo en todo el mundo. Y te contestará, porque la IA no lo ha celebrado.

Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad