Everis, entre las empresas elegidas por el BID para combatir la corrupción con blockchain en Perú

ActualidadSin categoríaUltimas noticias

Written by:

Perú Compras, la entidad gubernamental encargada de gestionar las adquisiciones estatales, anunció recientemente que registrará todas sus órdenes de compras en la blockchain de LAC-Chain, una red permisionada lanzada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para impulsar el desarrollo de un ecosistema de blockchain en América Latina y el Caribe.

El organismo del país andino explicó en una nota de prensa que la decisión de tokenizar las órdenes de compras responde a la necesidad de garantizar la transparencia y la lucha contra la corrupción. La iniciativa gubernamental también cuenta con la colaboración de Stamping.io, una plataforma fundada por los hermanos José y Jorge Zárate Sousa, que utiliza diferentes blockchains públicas o permisionadas para certificar la trazabilidad de bienes.

José Zárate explicó a Observatorio Blockchain que Perú Compras ha contratado con ellos un servicio de registro de evidencias digitales basado en nodos blockchain, que permite tokenizar las órdenes de compras e inmutar las ofertas, con el din de que éstas no se vean alteradas. Stanping.io es ofertado en Perú por la empresa ARSON Group, propiedad de los hermanos Zárate desde hace más de quince años.

Nodos administrados por varias compañías

LAC-Chain, según  Zarate, cuenta  “con una red de nodos blockchain basados en el protocolo Open Source de Quorum, actualmente corriendo en Test Net. Quorum es un protocolo de Blockchain basado en Ethereum, desarrollado originalmente por JPMorgan, el cual fue liberado por este grupo financiero en su versión Open Source en 2018. La versión de LAC-Chain Network en Test-Net para el Perú está actualmente gestionada por nodos que son administrados por Everis (Perú, Argentina, Chile y México), el BID, el Cluster Perú, Magia Digital y Stamping.io”.

La iniciativa puesta en marcha por Perú Compras se enmarca en las políticas de este organismo internacional para combatir la corrupción y, así, generar un contexto para el desarrollo económico de la región, y se fundamenta en los atributos de trazabilidad y verificabilidad que provee la cadena de bloques.

El objetivo del acuerdo es, al menos, triple. Por un lado, dar mayor transparencia al seguimiento del cumplimiento de los contratos que realizan los proveedores con la administración peruana. Desde esta perspectiva, la plataforma funcionaría para cada caso como un contrato inteligente, en el que quedarían registradas todas las operaciones con relación al mismo, de manera inmutable y que puedan verificarse, al mismo tiempo que permitiría una gestión más eficiente de los propios contratos, tanto para los proveedores, como para la propia administración, ya que la liberación de pagos estaría vinculada a los sucesivos eventos que mostrasen el grado de cumplimiento del compromiso.

En segundo lugar, el acuerdo tiene un profundo calado político en un país que se encuentra bajo el síndrome del caso de corrupción de la constructora brasileña Odebrecht, que ha salpicado a varios mandatarios y exmandatarios. Es el caso que parece estar tras el suicidio del expresidente Alan García, y ha conducido a la dimisión y una condena de tres años de cárcel al también expresidente Pedro Pablo Kucynski.

Hay que tener en cuenta que el núcleo de las acusaciones en este caso se encuentra en pagos por obras que, bajo contrato, tenía que
realizar la empresa; pero que no se hicieron o no se terminaron. Desde este punto de vista, el valor simbólico de un acuerdo para desarrollar un instrumento que vincule los pagos al control sobre el cumplimiento de los términos del contrato es elevado.

Una especie de Alastria para toda Latinoamérica

Por último, dar contenido a la plataforma creada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que tiene como horizonte aglutinar a todas las entidades latinoamericanas que trabajen con Blockchain. Una especie de “Alastria” para toda Latinoamérica y el Caribe. De hecho, la propia Alastria, junto a RSK,  Consensys, Enterprise Ethereum Alliance y  Everis,NTT Data, firmaron en octubre pasado una alianza con el BID comprometiéndose al desarrollo de la tecnología Blockchain en todo el subcontinente.

De acuerdo con la nota de prensa emitida en su día por el BID, el acuerdo alcanzado con representantes de las entidades mencionadas arriba incluía el lanzamiento de citada LAC-Chain, una alianza para impulsar el desarrollo de un ecosistema blockchain en América Latina y el Caribe. Según el BID, la finalidad del acuerdo es buscar que los beneficios de la expansión de esta tecnología lleguen a las poblaciones más desatendidas de toda la región. El acuerdo se rubricó en el marco de Foromic, que el año pasado se celebró en la ciudad colombiana de Barranquilla. El BID también informaba en la nota que a la alianza se sumarían más adelante Ethereum Foundation, Hyperledger, Mit Media Lab, IBM y Accenture.

Tras haber transcurrido más de seis meses desde el sellado de la alianza, puede entenderse la experiencia en Perú como un trampolín de lanzamiento hacia otros países de la región, afectados en mayor o menor medida por serios asuntos de corrupción, considerado
uno de los problemas que ha venido lastrando secularmente el desarrollo económico y social de estos países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *