Societe Generale-FORGE lanza su CBDC, el EUR CoinVertible

La primera stablecoin institucional (CBDC) desplegada por Société Générale en una blockchain pública subraya el desconocimiento de algunas instituciones bancarias de la tecnología de las criptomonedas. El grupo financiero francés lanzó su stablecoin a través de su filial Societe Generale-Forge y la llamó «EUR CoinVertible». La stablecoin fue presentada por la entidad como un token digital respaldado por depósitos bancarios y construido para representar al euro. El objetivo de la iniciativa es facilitar las transacciones financieras entre instituciones y clientes, aprovechando las ventajas de la tecnología blockchain.

Société Générale CBDC

EUR CoinVertible está basado en la red de Ethereum, una blockchain pública que se caracteriza por su seguridad, escalabilidad y capacidad de actualización. La entidad eligió esta plataforma por su amplia presencia institucional, lo que le permite adaptarse a las necesidades del mercado y cumplir con los requisitos regulatorios. Además de por las capacidades que presentan sus smart contracts. En este caso, EUR CoinVertible adoptó el estándar ERC-20 de Ethereum.

Société Générale lanza stablecoin vinculada al euro el día que se aprueba MiCa

Características de EUR CoinVertible

De acuerdo a la entidad, EUR CoinVertible está diseñado para satisfacer las expectativas de los inversores institucionales. Sus características principales son las siguientes:

  1. Ofrece criterios de admisibilidad de garantías estrictos y predefinidos (calificación mínima, liquidez),
  2. Brinda transparencia diaria sobre el importe de EUR CoinVertible y las posiciones de garantía, así como sobre el valor y la composición de dicha garantía, disponible en el sitio web de SGFORGE.
  3. Capacidad para solicitar asignación de una calificación crediticia para los EUR CoinVertible, realizada por una de las principales agencias independientes de calificación crediticia.
  4. Acceso a EUR CoinVertible limitado a los inversores admitidos por el grupo Societe Generale, a través de sus procedimientos de cumplimiento existentes (KYC/AMLCFT).
  5. Interoperabilidad y compatibilidad de EUR CoinVertible con los sistemas y prácticas financieras tradicionales, gracias a su implementación bajo los principios del marco CAST.
  6. Publicación del código fuente de su contrato inteligente, bajo licencia de código abierto Apache 2.0.

Así, EUR CoinVertible se beneficia de las propiedades inherentes a la blockchain, como la inmutabilidad, la transparencia y la trazabilidad. Estas características garantizan la confianza y la seguridad de las operaciones, al tiempo que reducen los costes y los intermediarios. Sin embargo, Societe Generale parece haber cometido errores de principiante y su CBDC se ha convertido en el blanco de muchas críticas.

Una CBDC con muchos errores

Los smarts contracts ERC-20 son un estándar muy conocido y sus implementaciones más generales son seguras. Por ejemplo, las plantillas ERC-20 que ofrece OpenZepellin (una SDK de desarrollo de smart contracts), es una de las más usadas para crear este tipo de tokens dentro de Ethereum y otras redes compatibles. Sin embargo, Société Générale ha querido hacerlo a su manera, generando su propio smart contract ERC-20 para su EUR CoinVertible. Lo ha hecho utilizando parte de OpenZepellin y el resultado ha sido un token raro.

En Twitter hablan de las claras falencias de EUR CoinVertible
Lo que se dice en Twitter de EUR CoinVertible

En su perfil de Twitter, el usuario @foobar realiza un análisis de las capacidades de la CBDC de Societe Generale-FORGE y el resultado es sorprendente. En primer lugar, las transacciones que se realicen con EUR CoinVertible deben ser aprobadas por una unidad centralizada que tiene capacidad de bloqueo si lo considera oportuno. Además, se necesita una transacción de ETH adicional para hacerlo. Esto hace que las operaciones con dicho token resulten más costosas de lo normal. También generarían más tráfico y problemas de escalabilidad en la red.

Caixabank regala NFTs por domiciliar nóminas en su banco móvil Imagin

Respecto a la «aprobación de transacciones», si la moneda presenta un tráfico alto, el coste del Gas sería tan elevado que la haría inviable económicamente para el banco y para los usuarios del token. Société Générale podría haberse ahorrado todos estos problemas si hubiese adoptado el estándar del token el ERC-3643. Conocido como T-REX o token para mercados regulados, ERC-3643 es un estándar para diseñar security tokens de nivel institucional, al proporcionar interfaces para la gestión y la transferencia conforme a reglas definidas.

Token ERC-3643

ERC-3643 permite generar tokens compatibles con ERC-20, capaces de mantener funciones de seguridad, con el objetivo de ofrecer cumplimiento a reglamentos institucionales. Destacan las siguientes funciones: registros de token, de identidades, de identidad de almacenamiento, de emisores de confianza o registro de reclamaciones. También tiene funciones de capacidades de funcionamiento.

Así, el token ERC-3643 es capaz de aplicar cualquier regla de cumplimiento requerida por el regulador o por el emisor del token. Igualmente, ofrece una interfaz estándar para comprobar previamente si una transferencia va a pasar o no antes de enviarla a la blockchain. En caso de que un inversor pierda el acceso a su clave privada, ofrece un sistema de recuperación para que el usuario pueda acceder a su cuenta con ayuda del emisor.

El sistema también es capaz de congelar los tokens en el monedero de los inversores si es necesario. Puede hacerlo parcial o totalmente. También permite la emisión o quema de tokens si se requiere. Por otro lado, con el fin de reducir el gasto de comisiones, ERC-3643 ofrece la capacidad de emitir transacciones por lotes para ahorrar Gas y que todas las transacciones se realicen en el mismo bloque. Finalmente, facilita la capacidad de actualizar el código del contrato inteligente para solucionar problemas de seguridad o mejorar la capacidad del mismo, sin que ello cambie la dirección del contrato inteligente del token.

Lo ocurrido con Societe Generale y su EUR CoinVertible pone en evidencia el desconocimiento profundo de algunas instituciones  bancarias y de algunos reguladores del ecosistema cripto/blockchain. Más, si tenemos en consideración que las criptomonedas llevan entre nosotros desde hace más de 14 años.

*Información editada por Observatorio Blockchain

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram Twitter

José Maldonado

Por José Maldonado

Activista y bloguero de tecnología, software libre y blockchain.

Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad