Retos del uso de blockchain contra la desinformaciónRetos del uso de blockchain contra la desinformación

El uso de blockchain en los medios de comunicación para combatir la desinformación ha estado centrado en intentar controlar el acceso a los contenidos, un enfoque erróneo, según José Juan Mora, fundador y CTO de Kolokium, compañía de ingeniería especializada en tecnología blockchain. Mora pronunció estas palabras en una mesa de debate sobre los «Retos del uso de blockchain en el combate contra la desinformación desde una perspectiva tecnológica», celebrada en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense.

Blockchain desinformación

El CTO de Kolokium explicó que la utilización de blockchain se ha enfocado en soluciones que pretenden sustituir los actuales canales de comunicación por otros basados en tecnología blockchain. A su juicio, en lugar de centrar la solución en el repositorio de noticias, lo más adecuado sería centrarse en la gestión de las microcomunidades, ya que éstas permitirían generar canales de confianza a los usuarios. Lo que permitirá filtrar y trazar las informaciones y noticias que nos llegan, aseguró.

Madrid debate sobre desinformación, participación y blockchain en la Complutense

El debate formó parte de la Jornada sobre «Desinformación, Participación y Blockchain» organizada por el Instituto de Derecho Parlamentario en la Complutense. El debate también contó con la participación de Carol Lago, directora de innovación y gerente de blockchain y criptoLAB en Grant Thornton; y Marcos Carrera, responsable de blockchain y Web3 Iberia en Fujitsu. El debate estuvo moderado por Covadonga Fernández, directora de Observatorio Blockchain.

Plataformas colaborativas

Para Lago, la clave para combatir la desinformación estaría en la adopción masiva de plataformas colaborativas “user friendly” basadas en la práctica de “Single Source of Truth” (SSOT). En español, única fuente de verdad. Dichas plataformas estarían alimentadas por información confirmada por una masa mayoritaria de personas, fuente reputacionalmente fiable o geolocalización.

Un SSOT, indicó Carol, no es un sistema, herramienta o estrategia. Más bien es un estado de los datos, en el sentido de que todos se pueden encontrar a través de un único punto de referencia, que combinado con IA podría generar información validada en poco tiempo. Lago se mostró preocupada por cómo evitar la propagación de los sesgos algorítmicos.

Infraestructura de dato blockchain

Por su parte, Carrera se refirió a la sociedad de la confianza y afirmó que los pilares básicos de una sociedad sana tienen que ver con fuentes de datos e información confiables. En este sentido, afirmó que Fujitsu, dentro de su iniciativa internacional y transversal Trust data, del área de Digital Swift, apuesta por la creación de una infraestructura de dato confiable basada en blockchain. «Con una infraestructura confiable que recoja dato confiable y lo mantenga inmutable y accesible, podemos generar un modelo de garantía y un modelo de confianza sin requerir de terceras partes, organismos, o entidades de confianza».

En este sentido, afirmó que Digital Shift ayuda a varios verticales. Entre ellos, salud, industria manufacturera sostenible. También se refirió a «Trust Society», que se encarga de dotar de herramientas digitales a la sociedad y organismos con el objetivo de garantizar transparencia, veracidad y seguridad a los datos que son usados para tomar decisiones. Carrera indicó que como empresa responsable y orientada a objetivos ESG, Fujitsu quiere ofrecer a las empresas y organismos públicos las mejores herramientas digitales que permiten tomar las mejores decisiones. Los datos pueden ser la diferencia entre un camino erróneo o una oportunidad de negocio, dijo.

Blockchain y Derecho

Mora también subrayó la importancia de la tecnología blockchain en el ámbito del Derecho, al permitir construir soluciones cuyas reglas no pueden ser transgredidas ni los propios desarrolladores. Para el mundo del Derecho, esto significa la aparición de una herramienta tecnológica que permite implementar reglas y leyes, garantizando que no pueden ser alteradas por el desarrollador.

La tecnología, dijo Mora, no puede estar por encima de las personas. Como ingenieros, debemos entender el marco regulatorio, para garantizar los derechos de los usuarios. Por ello, no debemos construir soluciones que amparadas en la innovación o la disrupción, sirvan para menoscabar los derechos de los usuarios, indicó.

Marco legal para la identidad digital

El CTO de Kolokium también aludió a los esfuerzos, que tanto la academia, por su labor investigadora, como los órganos reguladores, están desarrollando para generar un marco legal adecuado sobre la identidad digital. La tecnología blockchain permite generar modelos de identidad digital para personas, máquinas y procesos. Por ello, es importante empezar a explorar las repercusiones legales que en un futuro puedan tener el reconocimiento legal de una máquina o un proceso autónomo, indicó Mora.

La clausura de la jornada estuvo a cargo de Rafael Bustos Gisbert, catedrático de Derecho Constitucional y director del Instituto de Derecho Parlamentario. El encuentro, organizado por Manuel Pereiro, de Universitat de València-Complutense, contó con la participación del proyecto de investigación «La ciberseguridad en los procesos electorales. Garantías frente a la desinformación y otros desórdenes informativos en plataformas», liderado por Rafael Rubio Núñez, catedrático de Derecho Constitucional. El Departamento de Derecho Constitucional de la Universidad Complutense de Madrid, el proyecto de Investigación «Fortalecimiento de la democracia y el Estado de Derecho a través de la IA», del Ministerio de Ciencia e Innovación de España; el grupo de investigación «Tecnología y democracia», de la Universidad Complutense de Madrid; y Observatorio Blockchain.

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y X
Observatorio Blockchain
Comparte esto:
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola   
Privacidad