Blockchain generación

Iñigo Molero, en un magnífico artículo publicado en Revista de Estudios de Juventud (nº. 119), vinculaba la generación Millennial a la tecnología Blockchain. Con independencia de lo que se encuentra tras la marquetiniana etiqueta de Millennial, creo que poco más que consumidores de clases medias que coinciden en fecha de nacimiento, la convergencia práctica con Blockchain está todavía por verse. Blockchain es una tecnología joven, que no tiene aún su juventud. Por el momento, carece de generación.

Nos acuden imágenes de generaciones vinculadas a otras tecnologías recientes. Por supuesto, con las tecnologías civilizatorias, como el coche: desde Greese de John Travolta, hasta las imágenes de los Alcántara de Cuéntame. Cada sociedad ha tenido su generación bautizada por el automóvil o anclada en el automóvil, como se refleja en o El Gran Torino de Clint Eastwood, donde el coche condensa toda la vida laboral, familiar, afectiva, etc.

Imberbes y granudos jóvenes en garajes

Apunto aquí como las dos referencias de generaciones fijadas al automóvil, la norteamericana y la española, parten de dimensiones comunes: ha hecho falta que pase el tiempo para tal fijación; pero, sobre todo, lo que reflejan es un uso extendido de esa tecnología por parte de un grupo importante de la sociedad con características comunes

Con otra tecnología civilizatoria, como el ordenador, puede señalarse algo parecido. Imágenes de imberbes y granudos jóvenes en los (amplios) garajes de sus casas unifamiliares o en el cuarto de casa –versión europea- peleando con el Amstrad CPC464 o los Commodore. Aquí nos encontramos nuevamente a personas en contacto material con estas tecnologías.

El gran parecido entre Bancor, la moneda global de Keynes, y las stablecoins

Las imágenes pueden extenderse a otras tecnologías más efímeras, desde el punto de vista de la duración extendida de su consumo; aunque marcaron época. Aquí tenemos desde los comediscos hasta los cassettes, pasando por las videoconsolas. Hay que señalar que la industria del ocio ha sido una gran devoradora de nuevas tecnologías con caducidad relativamente temprana; pero que, sin embargo, marcaron generaciones específicas.

El coche y el ordenador

Si reflexionamos un poco, nos daríamos cuenta que el coche y el ordenador se hicieron generacionales cuando se insertaron en los mundos de vida vinculados al ocio de la gente. Es decir, cuando se incrustaron en las emociones y estrategias personales de la gente. Esto vale incluso para tecnologías menos solidificadas en su materialidad, como los DVDs o los videojuegos, de manera que muchos guardan su primer cassette comprado o grabado o las cajas de su primer vídeo, CD, DVD o videojuego.

Bitcoin convierte las criptomonedas en fenómeno global: 142 países las usan

A pesar de que las narraciones del surgimiento y desarrollo de Blockchain, como la de Camila Russo, hacen hincapié en dibujar jóvenes libertarios con gran espíritu emprendedor entre sus fundadores, carecemos imágenes de jóvenes usando esta tecnología. Por supuesto, Buterin es un joven de 26 años. En el propio ecosistema español Blockchain hay talentosos jóvenes, de los que cabe destacar su gran curiosidad por sumergirse en la innovación sin apenas referencias y su espíritu en buena parte autodidacta. Pero difícilmente podríamos decir que Blockchain tiene ya su generación. En esta tecnología convergen los nuevos y jóvenes que han entrado directamente en ella y quienes ya tienen una larga tradición de innovaciones tecnológicas.

Blockchain no ha entrado en el mundo del ocio

Su inserción en campos como las finanzas o la gobernanza, el derecho o el trazado de objetos y alimentos, por citar solo unos pocos, parece que todavía no le han permitido entrar en el mundo del ocio. En el mundo que hace generación. Por otro lado, su aún falta de materialidad la hace difícil fijar imágenes. Podemos figurarnos cosas como grupos de jóvenes o una nueva familia alrededor de un coche flamante, emocionantes veladas alrededor de la pantalla de un ordenador en medio del combate de un videojuego; pero apenas se tiene todavía una imagen fotográfica de alguien con Blockchain.

Millennials, la generación que llevará bitcoin a la adopción masiva, según JPMorgan

Blockchain, a la espera de su generación

Blockchain ni se ve, ni se toca, por el común de los mortales. Menos aún, de momento, se ve y se toca en los mundos de vida del ocio. Blockchain está ahí. Latente. Por debajo. A la espera de su generación. Está a la espera de que se extienda su uso y, a la vez, la extensión de su uso está a la espera de su generación.

*Foto de Anrita1705, en Pixabay

También puedes seguirnos en nuestros canales de Telegram y Twitter

Avatar

Por Javier Callejo

Catedrático de Sociología en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), especializado en la observación empírica de los comportamientos de consumo y de la recepción mediática. También licenciaturas en Periodismo y Derecho

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • bitcoinBitcoin (BTC) $ 17,142.45
  • ethereumEthereum (ETH) $ 520.32
  • rippleXRP (XRP) $ 0.568589
  • tetherTether (USDT) $ 1.00
  • bitcoin-cashBitcoin Cash (BCH) $ 272.48
  • chainlinkChainlink (LINK) $ 12.65
  • litecoinLitecoin (LTC) $ 70.60
  • stellarStellar (XLM) $ 0.211313
  • cardanoCardano (ADA) $ 0.143492
  • binancecoinBinance Coin (BNB) $ 28.49
  • eosEOS (EOS) $ 2.91
  • moneroMonero (XMR) $ 117.79
  • tezosTezos (XTZ) $ 2.29
Esta web utiliza cookies. Puedes ver aquí la Política de Cookies. Si continuas navegando estás aceptándola    Ver
Privacidad
Optimized with PageSpeed Ninja